Desmantelado un invernadero de marihuana en un chalé de l'Eliana

Puerta del chalé registrado en l'Eliana. /LP
Puerta del chalé registrado en l'Eliana. / LP

La Guardia Civil interviene más de 2.000 plantas de cannabis en cuatro poblaciones y desmantela una banda de traficantes de Europa del Este

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Una operación antidroga de la Guardia Civil se ha saldado con la incautación de más de 2.000 plantas de marihuana en cuatro poblaciones de la provincia de Valencia y la detención de ocho presuntos miembros de una banda de traficantes de Europa del Este. Los arrestos tuvieron lugar ayer en l'Eliana y otras localidades tras una ardua investigación que ha durado varios meses.

El grupo desarticulado actuaba de forma muy organizada para cultivar la marihuana a gran escala, almacenarla en un lugar seguro y distribuirla luego a otros traficantes. Los agentes de la Guardia Civil desmantelaron un invernadero en un chalé de l'Eliana, donde intervinieron cerca de 700 plantas de cannabis. También confiscaron los aparatos que utilizaban los traficantes para proporcionar la luz, la humedad y la temperatura que necesita el crecimiento rápido de la marihuana.

Los individuos detenidos en la operación antidroga pasarán mañana a disposición judicial. En lo que llevamos de año, la Guardia Civil y la Policía Nacional han desmantelado una veintena de plantaciones de cannabis en naves industriales o chalés habilitados para el cultivo clandestino en la Comunitat Valenciana.

Los invernaderos clandestinos de marihuana mueven cada año decenas de millones de euros en España y desencadenan graves delitos, como homicidios, secuestros y robos con armas de fuego, perpetrados por bandas criminales en la mayoría de los casos y por delincuentes comunes algunas veces. Tres hombres murieron en los últimos años en Palma de Gandia, Alberic y Valencia en crímenes relacionados con el robo de marihuana.

Otros sucesos