El siniestro origen del Día de San Valentín y por qué es el santo de los enamorados

Fiesta de las lupercales, en un óleo sobre lienzo de Andrea Camassei./Wikimedia Commons
Fiesta de las lupercales, en un óleo sobre lienzo de Andrea Camassei. / Wikimedia Commons

Es una celebración que se remonta a la Antigua Roma y que la Iglesia católica adoptó a finales del siglo V

LAS PROVINCIAS
LAS PROVINCIAS

El Día de San Valentín, el 14 de febrero, el Día de los Enamorados. Todos sabemos que existe, cuándo se celebra y qué significa, pero el origen de la festividad y el del santo en cuyo nombre se celebra es muchísimo menos conocida.

San Valentín es una celebración que se remonta a la época de antes de Cristo, a la Antigua Roma. Algunos historiadores identifican su origen con la Fiesta de Lupercalia, celebrada el 15 de febrero, donde los miembros de Lupercali se reunían en una cueva sagrada y, siguiendo la tradición, el sacerdote sacrificaba una cabra. A continuación, los niños salían a la calle para azotar a las mujeres con la piel de los animales, otorgándoles una mayor fertilidad.

Pero la leyenda más popular es la del sacerdote Valentín. En la Roma del siglo III, el emperador Claudio 'El Gótico' prohibió los matrimonios al observar que muchos soldados no pretendían unirse al ejército debido al apego con sus esposas y familias. Ante esto, el sacerdote decidió desafiar la prohibición del emperador y comenzó a arreglar, en secreto, matrimonios de hombres y mujeres. Cuando Claudio lo descubrió, Valentín fue ejecutado el 14 de febrero: fue decapitado en el año 270. Debido a la dedicación del sacerdote y al auge del cristianismo, San Valentín fue nombrado santo y, en el 494 d. C., el Papa Gelasio declaró el 14 de febrero como Día de San Valentín.

Más información del día de San Valentín

Después de que el papa Gelasio I designara el 14 de febrero de 494 el primer día oficial de San Valentín, la festividad fue incluida en el calendario litúrgico tradicional y fue celebrada por la Iglesia católica en los siguientes 15 siglos.

Pero en 1969, bajo el pontificado de Pablo IV y despues del Concilio Vaticano II, fue eliminado del calendario. Así pasó a ser una fecha con santo pero sin celebración hasta que en el siglo XX el consumismo lo eligió como el día ideal para disparar las compras.

El San Valentín más comercial llegó gracias a Galerías Preciados

En España, fue en 1948 cuando el periodista César González-Ruano escribió un artículo donde proponía la idea de importar la celebración de San Valentín a nuestro país. La primera persona que apoyó esta iniciativa fue Pepín Fernández, dueño de las Galerías Preciados, con el objetivo de promover la necesidad de hacer regalos a los más queridos. A principios de febrero de 1948, los diarios nacionales ya publicaban anuncios en los que la empresa alentaba a la gente a celebrar el día de San Valentín. La iniciativa tuvo tanto éxito que, actualmente, son cada vez más los lugares que se unen a la celebración de esta festividad. Por lo que parece, no se puede luchar contra el amor.

Los otros Valentín

Pero esa historia del médico Valentín no es la única. También está Valentín, un obispo de la ciudad de Interamna, hoy Terni, Italia. Los restos de su cuerpo se conservan en la basílica de la ciudad, cuya fiesta patronal se celebra el 14 de febrero. Y el tercero en discordia es el de un obispo también llamado Valentín de Recia que vivió en el siglo V y fue enterrado en Mais, cerca de Merano, en el Tirol italiano.

Otras interpretaciones

Muchas personas asocian el comienzo del San Valentín moderno con el poeta del siglo XIV, Geoffrey Chaucer. En su poema, 'Parlement of Foules', incluye una serie de versos donde se une a la expresión del amor romántico: «Porque era el día de San Valentín, cuando cada pájaro viene a escoger a su pareja». Durante esta época, en Francia se describen las celebraciones de la corte y, entre ellas, se menciona el San Valentín.