Un corto para reivindicar la capacidad

Un corto para reivindicar la capacidad

Más de 40 integrantes de la Asociación de Discapacitados de Torrent ejercen de actores para aparcar los prejuicios

MARINA COSTAValencia

Los chavales estaban hechos un manojo de nervios pero el director del corto, José Enrique March, logró sacar lo mejor de cada uno. La idea surgió de Beni Córdoba y el guión de 'El tonto del bote' lo ideó Begoña Valero, autora de 'El trabajo de los libros'. Este proyecto tan especial, que ayer se presentó en forma de tráiler, ha querido mostrar la capacidad, el esfuerzo y el trabajo de un grupo de jóvenes con muchas ganas de aprender. Más de 40 integrantes de la Asociación de Discapacitados de Torrent (Adisto) han dado vida, entre actores y extras, a un cortometraje diferente. Tres días de grabación, muchas risas y el tesón de esta gran familia, convertida en equipo de rodaje, dieron para mucho.

"Los chicos han estado estupendos, han vivido la película y han disfrutado una barbaridad. Se han sentido especiales y han actuado de forma muy espontánea", explicó ayer la directora del centro, Mariam Merodio.

El resultado ha sido tan positivo que el cineasta artífice del corto, también profesor del CEU San Pablo, pidió a algunos chavales que participaran en una clase de dirección de actores de la universidad "para mostrar cómo se trabaja con estos chicos y la enorme capacidad expresiva y de improvisación que tienen", cuenta March.

Este corto no habla de discapacidad y persigue apartar prejuicios, contando una historia muy actual, de redes sociales y acoso. El próximo 13 de diciembre se estrenará el trabajo completo. Será en el Salón Parroquial de la plaza de la Iglesia de Torrent. Una oportunidad para ver la vida con otros ojos.

 

Fotos

Vídeos