La intensa lluvia desborda el alcantarillado y arroja toallitas

Las toallitas invadieron la vía pública en Venècia. / lp
Las toallitas invadieron la vía pública en Venècia. / lp

R. ESCRIHUELA

gandia. La red de pluviales no pudo aguantar la intensa lluvia que azotó Gandia a las 10 de la mañana y el alcantarillado arrojó a la vía pública decenas de toallitas en la zona de Venècia. Casi 50 litros en apenas media hora fueron suficientes para poner en alerta a los servicios municipales que tuvieron que emplearse a fondo tras el aguacero en la capital de la Safor.

La imagen de las toallitas en plena calle dejó patente que estos productos son un grave problema para la red de alcantarillado y no deberían lanzarse al váter. A pesar de la curiosa imagen, el trabajo de los operarios de Actuacions Ambientals Integrals subsanó el problema.

No sólo Gandia sufrió durante la mañana de ayer los efectos de episodios de lluvia, también a otras localidades como Bellreguard o Daimús llegó el chaparrón. Precisamente en Daimús se registró una intensidad de lluvia de más de 10 litros por metro cuadrado en 10 minutos. Una cantidad que extrapolando a una hora de duración sería de intensidad torrencial, como apuntaron desde el Ayuntamiento.

Además, el temporal también se notó en las playas donde ondeó la bandera roja en Gandia, Oliva, Tavernes o Daimús, entre otras.