El TSJCV declara nulas las cuentas de À Punt de 2017 por haber esquivado a Les Corts

Instalaciones centrales de À Punt./Damián Torres
Instalaciones centrales de À Punt. / Damián Torres

El alto tribunal acepta la demanda del PP y reprocha al Consell que aprobase los presupuestos en el pleno del Ejecutivo

Arturo Cervellera
ARTURO CERVELLERA

Las cuentas de À Punt para el año 2017 fueron aprobadas de forma irregular por parte del Consell y han sido declaradas nulas por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), que ha invalidado el presupuesto de la radiotelevisión valenciana al considerar que se esquivó a Les Corts.

Así consta en una resolución del alto tribunal que ayer se hizo pública y que estima el recurso interpuesto por los diputados autonómicos del PP Rubén Ibáñez y Jorge Bellver. El fallo da la razón a los populares al remarcar «la no conformidad a derecho» de las cuentas del ente público y lo declara «nulo de pleno derecho». Del mismo modo, se indica que se constituyó con esta acción «una gravedad relevante para el interés público», por lo que debe proceder a «la declaración de nulidad absoluta pretendida». El TSJCV apunta a que este acuerdo que fue tomado el 24 de febrero de 2017 en el pleno del Consell debería haber pasado por Les Corts. El alto tribunal recuerda que el hecho de que se aprobara por el Ejecutivo «se ha podido traducir en la privación del derecho de los recurrentes como diputados y miembros de un grupo político» y en no poder ejercer la labor de control que es deber de la oposición. Desde la Generalitat se trató de argumentar que la función de control al Consell por los mecanismos parlamentarios se podía suplir pero el TSJCV descarta esta posibilidad.

Tal y como recuerda la sala, À Punt forma parte del sector público instrumental de la administración valenciana y como tal tiene que seguir el procedimiento marcado en la normativa. La única posibilidad de que hubiese podido ser aprobado por parte del Ejecutivo era que la sociedad se hubiese constituido ese mismo año 2017. Pero el alto tribunal deja claro que este precepto no se cumple ya que la empresa contaba con un presupuesto de 26,5 millones en el anterior ejercicio y por tanto ya estaba constituida. El TSJCV reprocha la actitud del Consell de haber optado por esquivar a Les Corts y remarca que las «dificultades técnico-temporales para la tramitación previa del proyecto de ley que debe ser remitida a Les Corts, en nada pueden incidir en la regularidad competencial». En 2016, À Punt no había comenzado sus emisiones pero durante ese ejercicio sí que se constituyó el principal órgano de dirección, el Consejo Rector, que tuvo hasta seis reuniones, como recuerda la sentencia.La respuesta del Consell no se hizo de esperar y desde el Ejecutivo se quiso subrayar que se trata «de una cuestión meramente administrativa y procedimental sin ningún efecto sobre À Punt, ya que el presupuesto de 2017 está ejecutado y liquidado». Además, se indicó que la discrepancia está en la interpretación de la norma y que como la sentencia no es firme se va a estudiar si se recurrirá a una instancia superior. Por su parte, el diputado popular Jorge Bellver incidió en que se «ha condenado la forma prepotente, ilegal e irresponsable del Presidente Ximo Puig y de la vicepresidenta Mónica Oltra de gestionar A Punt» y afirmó que «habrá que analizar qué consecuencias» tendrá la sentencia.

Más