Los 'sponsor' de Fundamed dependen de dos cargos nombradas por la exministra Carmen Montón

Carmen Montón. /Jesús signes
Carmen Montón. / Jesús signes

La directora general de Farmacia y la de la Agencia Española del Medicamento fueron propuestas por Carmen Montón

Marta Hortelano
MARTA HORTELANO

Con un simple vistazo a la página web de 'Mujeres de la Sanidad' podemos observar los colaboradores que dan apoyo económico o empresarial a la división femenina de la Fundación Fundamed, con la que colabora la exministra Carmen Montón. Hasta 16 grandes y medianas empresas farmacéuticas 'sponsorizan' habitualmente los eventos que organiza la fundación que actúa como lobby de su intereses a cambio de patrocinios. Y precisamente en varios de los eventos organizados por la fundación ha prestado su imagen Montón.

La compañía, quizá consciente del reclamo que supone una exministra entre sus colaboradores, no duda en publicitar su foto entre grandes nombres de las ciencias sanitarias. Pero también entre grandes firmas de la industria farmacéutica. Una industria que, en su momento, dependía en gran medida de las decisiones adoptadas desde el Ministerio de Sanidad y Consumo, donde Montón fue máxima responsable hasta su dimisión, el pasado año.

Hasta ese Ministerio trasladó desde la dirección general de Farmacia de la Generalitat Valenciana a la todavía directora general del mismo área en el Gobierno de España, Patricia Lacruz. Ella, junto con la responsable del plan de drogodependencia es la única superviviente de los cargos valencianos que incorporó Montón al Ministerio. Y de ella, y de la directora de la Agencia Española del Medicamento, María Jesús Lamas, también nombrada por Montón, dependen todas las decisiones que afectan en el día a día de la potente industria farmacéutica.

La relación del tándem Montón-Lacruz con la política pública farmacéutica ha tenido altibajos en sus etapas en la Comunitat y en el Gobierno de España. Hace semanas, la directora general de Farmacia se felicitaba en redes sociales de que un congreso de medicina familiar se hubiera producido «sin patrocinio de la industria farmacéutica. Un ejemplo a seguir», dijo. Un patrocinio que Fundamed sí utiliza.

Más