Montón: «Colaborar no es trabajar, no cobro dinero de ellos»

Montón: «Colaborar no es trabajar, no cobro dinero de ellos»

La exministra insiste en que cuenta con la autorización de la Oficina de Conflictos para participar en Mujeres de la Sanidad

H. E. / BURGUERA

La exministra de Sanidad Carmen Montón reconoció este jueves que colabora en el programa Mujeres de la Sanidad de Fundamed, que pidió y le fue concedida la autorización para ello el pasado 13 de junio desde la Oficina de Conflicto de Intereses que regula las incompatibilidades y que no percibe ninguna remuneración por ello. «Colaborar no es trabajar, no cobro dinero de ellos», señaló este jueves Montón en una conversación telefónica para defender su participación en este foro que impulsa el talento femenino en el sector. Los patrocinadores principales de Mujeres de la Sanidad son, como la propia Montón reconoce Fundamed, Gaceta Médica (del mismo propietario que el lobby) y la empresa Marie Claire. De la misma manera, y sin que la exministra informe de ello, existe también un grupo de entidades colaboradoras integrado por las farmacéuticas más importantes del sector sanitario.

En la web de Mujeres de la Sanidad, en el apartado ¿Quiénes somos? hay una extensa representación de profesionales de la medicina, cargos políticos y directivas de empresas farmacéuticas. Entre ellas está Carmen Montón, que además tiene una participación activa en varios de los actos que se han organizado con el apoyo de todos los patrocinadores, como queda reflejado en la propia página web.

Más sobre Carmen Montón

La exministra, tras las informaciones publicadas en varios medios de comunicación sobre su participación en las actividades de Fundamed, aseguró ayer vía telefónica que no percibe ninguna remuneración de esta organización. Una puntualización que no aclaró el miércoles cuando LASPROVINCIAS se puso en contacto con ella y le preguntó si cobraba por ello. Montón se limitó a señalar que colaboraba en algunos actos o eventos y esquivó la pregunta de si era o no remunerado. La realidad es que el nombre de la exministra sí que figura en el listado oficial del Gobierno en el que los exaltos cargos piden autorización para cambiar de actividad y no caer en una incompatibilidad con su pasado en instituciones públicas.

Tras la conversación telefónica con LASPROVINCIAS, Montón publicó en su perfil de Twitter una carta dirigida a este periódico que al cierre de la edición no había llegado a la redacción. En ella insiste en que no recibe ninguna remuneración y que sólo se limita a colaborar. La exministra reitera que pidió autorización a la Oficina de Conflicto de Intereses y que recibió el visto bueno.

Por otro lado, este jueves hubo un catarata de reacciones. Los podemistas mostraron ayer su disconformidad. «Puede ser legal, pero todo apunta a que puede constituir una puerta giratoria; desconocemos el cargo que ostentará y sus competencias, que deberían ser aclaradas», señaló Naiara Davó, la portavoz de Podemos en Les Corts.

Desde Ciudadanos criticaron la «incongruencia» actual de Montón respecto a su etapa de consellera:«Quería que todo fuera Sanidad pública y cuando se trata de ella, la sanidad privada no le parece tan mala». «Parece que Montón no se fabricó una puerta giratoria sino una puerta abierta durante los años que fue consellera y ministra. Ahora ha quedado claro quién ha defendido los intereses de algunos en la sanidad pública y quién ahora hace dinero con la salud de todos», afirmó el popular Zaplana.