Los secesionistas asumen que los presos no liderarán sus listas el 10-N

El exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, declara en el juicio del 'procés'./EFE
El exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, declara en el juicio del 'procés'. / EFE

Se da por hecho que Oriol Junqueras y Jordi Sànchez serán condenados e inhabilitados antes de las elecciones generales

CRISTIAN REINOBarcelona

Esquerra y JxCat no podrán volver a poner como cabezas de lista en las próximas elecciones generales del 10 de noviembre a los dirigentes independentistas que siguen en prisión. Oriol Junqueras, en el caso de Esquerra, y Jordi Sànchez, por parte de JxCat, fueron los jefes de filas de sus partidos en las pasadas elecciones generales del 28 de abril. Jordi Turull, Josep Rull y Raül Romeva también se presentaron como candidatos -y todos ellos fueron elegidos diputados, aunque luego fueron suspendidos por estar procesados y ninguno podrá repetir. Las formaciones secesionistas dan por hecho que serán condenados y que como consecuencia serán inhabilitados para ejercer cargos públicos, lo que les impedirá ser de la partida en la carrera electoral.

El fiscal Javier Zaragoza ha apuntado esta semana que la sentencia se podría conocer en torno al primer tercio del mes que viene, por lo que los presos, en cuanto pasen de acusados a condenados, se quedarán fuera de las listas que confeccionen sus formaciones. La portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, que en las pasadas elecciones concurrió como número 2 tras Jordi Sànchez, fue este jueves la primera dirigente nacionalista que admitió en público que los presos no podrán repetir como candidatos. Además se mostró partidaria de que no se presenten. «Yo creo que en estas elecciones estarán a punto de ser inhabilitados; pienso que sería mejor que en este caso no formen parte de la contienda electoral», aseguró en RNE. Poco después tuvo que matizar sus palabras, ya que hubo quien interpretó sus declaraciones como que no quería a Sànchez como cabeza de cartel, como una maniobra para postularse como número uno o incluso para intentar un giro estratégico del grupo soberanista en el Congreso, que hasta la fecha solo ha apostado por el bloqueo. Lo que «sería mejor» es que no hubiera «represión» ni «presos», precisó en Twitter. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, pidió «prudencia» a los dirigentes de su partido. «Tendremos ocasión de debatirlo», les avisó. «Quiero reunirme con todas las personas de JxCat y entonces hablarlo y expresarlo», afirmó, sin llegar a desautorizar a Borràs. Las decisiones en JxCat se toman entre Waterloo, Lledoners y Barcelona.

Protagonistas de la campaña

Esquerra, por su parte, asume que Junqueras, quien se proponía ser el cabeza de lista en todas las elecciones a las que se presentara el partido, no repetirá. Si el plazo para presentar candidaturas se abre antes de que se haga pública la sentencia, Junqueras será incluido, aunque luego sea apartado. Pero los republicanos no quieren renunciar al golpe de efecto que supondrá que su jefe de filas sea excluido de la candidatura por una sentencia judicial. Desde el PDeCAT también apuntaron este jueves en este sentido y deslizaron que no contemplan que los presos no sean cabezas de cartel si no están inhabilitados.

Junqueras, Sànchez, Rull, Turull y Romeva no estarán en las listas para el 10-N, pero serán los protagonistas de la campaña en Cataluña. La sentencia puede conocerse un mes antes de las elecciones, por lo que todo el debate electoral en la comunidad catalana girará en torno a los presos, y las peticiones de libertad y de amnistía, como ya llevan semanas anticipando desde las filas nacionalistas.

Más información: