Sánchez: «Las marchas del 8-M son el hoy y el mañana, la de Colón es el ayer»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante un acto en Valladolid. /efe
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante un acto en Valladolid. / efe

El jefe del Ejecutivo ha recordado, parafraseando una canción de Víctor Manuel, que el 28-A hay dos opciones, «una España en la que caben todos u otra en lo que no cabe ni dios»

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido hoy la España que se echó en el Día de la Mujer a la calle, y que representa «el hoy y el mañana del país» frente a la que acudió a Colón, «que es el ayer», para recordar, parafraseando una canción de Víctor Manuel, que el 28 de abril hay dos opciones, «una España en la que caben todos o una España en lo que no cabe ni dios».

Así lo ha señalado en un acto de partido en Valladolid, ante un millar de simpatizantes, y en el que ha intervenido también el secretario general del PSOECyL, Luis Tudanca, el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, y la presidenta de la formación en Valladolid, Teresa López.

Sánchez ha asegurado que el viernes, «en las calles de toda España», «miles y miles de mujeres, acompañadas por miles y miles de hombres» dijeron «sí» a lo que la derecha viene diciendo «no» durante los últimos años. Así, ha defendido una España «feminista» para augurar que aquel partido que vaya «en contra de las mujeres, perderá las elecciones». «Ese es el siglo de las mujeres», ha sentenciado.

El líder de los socialistas ha afeado a PP y Cs, partidos a los que, denuncia, no les gusta la «igualdad». Así, ha tildado de coherente al PP por no asistir a la manifestación ya que «nunca ha creído» en la igualdad entre hombres y mujeres. No lo ha sido, a su juicio, Rivera, sobre el que ha cuestionado el tipo de feminismo que defiende cuando vota «en contra de elevar los permisos de paternidad». «Dicen que defienden un feminismo liberal, ¿acaso la igualdad tiene adjetivos? Pues el femenismo tampoco», ha zanjado.

«El problema de la derecha es que no les gustan las políticas sociales, esto es así, y nosotros queremos una España distinta y feminista, porque la España feminista tiene que ver con algo muy importante y es el concepto que tenemos de democracia. No puede haber democracia plena si hay algún tipo de población que sufre algún tipo de desigualdad», ha reiterado.

Por último, ha advertido de que desde las siglas de las tres derechas están haciendo un «peligroso juego de palabras» para calificar la violencia que sufren las mujeres como «doméstica o intrafamiliar» algo que «retrotrae» a España a los 60. «Queremos una España feminista y que se cumpla el Pacto de Estado sobre Violencia de Género», ha concluido.

Feminismo, arma política

Sánchez no fue el único dirigente político que se refirió a las multitudinarias marchas del viernes. Y es que el feminismo se ha convertido en un arma política cuando apenas falta mes y medio para la celebración de las generales.

Así, la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, reprochó al Gobierno que usará la conmemoración para denigrar a los populares. «El PSOE utiliza los ministerios, con Calvo y Begoña (Gómez, la mujer de Pedro Sánchez) dando saltitos, para atacar al PP», denunció la dirigente de la formación conservadora. Rivera, por su parte, acusó a los dirigentes socialistas de caer en el sectarismo.

Más información