Rivera intenta taponar fugas a derecha e izquierda

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera./EP
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. / EP

El presidente de Ciudadanos pide a la «gente moderada», a los votantes del PSOE y a los indecisos que apuesten por su partido

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Quienes apostaron por Ciudadanos el 28 de abril son los electores más codiciados por los grandes partidos. Mientras PP y PSOE apuntan a esa bolsa de votantes de centro para crecer, Albert Rivera trata de defender el terreno conquistado. En una intervención ante su grupo parlamentario se revolvió este jueves contra las pretensiones de sus contrincantes y advirtió de las «sorpresas» que pueden llevarse en las urnas aquellos que, calculadora en mano, se lanzan a diseñar la campaña. «¿Pero qué se han pensado? -protestó- ¿Que la gente es tonta? Vota lo que le da la gana».

La de este jueves era la última reunión del grupo parlamentario de Ciudadanos antes de la disolución de las Cortes el próximo lunes. Si se cumple el pronóstico de las encuestas, algunos de los que este jueves asistieron al encuentro no continuarán en la próxima legislatura. Según el sondeo que se lea, los liberales podrían perder entre 4 y 20 diputados. Reducir al máximo esa cifra es el primer desafío del equipo de Rivera.

Después de haber ofrecido, en el descuento, una oferta de abstención condicionada a Pedro Sánchez para salvar la investidura, Rivera ha vuelto a sus posiciones. El pasado miércoles, renovó su compromiso de gobernar con el PP si las suma de escaños lo permite tras el 10-N. Este jueves pasó al ataque con el presidente del Gobierno en funciones, a quien responsabilizó del fracaso de las negociaciones y la repetición electoral. «A quien le tiene que salir caro de verdad es a Sánchez, que sea él y no España quien pague la factura», instó al electorado.

El presidente de Ciudadanos pidió, además, a la «gente moderada», a los votantes del PSOE y a los indecisos que apuesten por su partido.