El PSPV cuestiona un incremento de 15 millones del presupuesto de À Punt

Manolo Mata, portavoz del PSPV en Les Corts / EFE/ Kai Forsterling
Manolo Mata, portavoz del PSPV en Les Corts / EFE/ Kai Forsterling

PP y Cs se oponen al aumento propuesto por la dirección del ente mientras que Compromís se muestra favorable y Podemos no lo ve claro

Arturo Cervellera
ARTURO CERVELLERA

La petición de Empar Marco, directora general de À Punt, de aumentar el presupuesto de la nueva radiotelevisión valenciana de los 55 millones actuales hasta los 70 en 2019 no ha sido bien recibida entre los partidos políticos valencianos. Además de la oposición de PP y Ciudadanos que ya se vislumbró en la comisión parlamentaria del pasado martes, ahora son los socialistas los que cuestionan este incremento.

Así lo confirmaron ayer las diferentes formaciones a este diario, que con más o menos intensidad rechazaron la propuesta que Marco hizo pública esta semana en Les Corts. La posición más sorprendente es la del PSPV, que en Les Corts no había dado ningún signo de oponerse a la medida. Fuentes del grupo parlamentario socialista consideran que la nueva RTVV tiene bastante presupuesto en la actualidad. Además, ven conveniente que se detalle primero en qué se han gastado el dinero en el presente ejercicio. Esta posición fue confirmada por la diputada Rosa Peris, que insistió que «desde el primer momento sabemos que el presupuesto es ajustado pero ha de ser suficiente». «No está entre nuestras prioridades un aumento del presupuesto» sentenció.

Desde el PP y Ciudadanos confirmaron que se siguen oponiendo a un incremento del presupuesto. En el PP se siguió la línea marcada por el diputado Jorge Bellver, que no considera prioritario aumentar un presupuesto en más de un 25% mientras que en Ciudadanos fue el parlamentario Toni Woodward el que marcó la posición de su grupo al asegurar en un comunicado que la directora general de À Punt «sólo tenga en mente convertir la nueva televisión autonómica en el antiguo Canal 9, con una plantilla desproporcionada y sobredimensionada». «Es lo que se desprende de sus últimas declaraciones en las que anuncia más contrataciones y pide hasta quince millones más de presupuesto para el año que viene, parece que todos tienen claro que hay que evitar los errores del pasado excepto Marco», añadió Subiela, que recordó que la formación naranja «propuso limitar la cantidad de personal a un tercio del presupuesto total de À Punt y un modelo de medios públicos modernos, ágiles y sostenibles, porque la calidad no tiene por qué depender del excesivo tamaño de plantilla».

Las diferencias entre los socios parlamentarios tendrán que abordarse en el debate de las cuentas

Antonio Montiel, diputado de Podemos, no quiso cerrar la puerta a apoyar el aumento del presupuesto pero tampoco dio el apoyo de su partido. La formación morada piensa que las cuentas deben estar orientadas a avanzar en el cumplimiento de las medidas sociales contenidas en el pacto del Botànic y consideran que hablar ahora de subidas de dotación de carácter genérico no es positivo, tampoco en À Punt. «Es poco concreto y no está en la línea de trabajo que creemos toca desarrollar» apostilló Montiel.

En Compromís apuntaron que en otras ocasiones el grupo parlamentario ya se ha mostrado favorable a que se pudieran destinar más fondos y que esta continúa siendo la posición oficial, aunque no quisieron dar un número concreto. Además, desde la coalición destacaron que incluso se plantean que el presupuesto de À Punt pueda estar blindado en el Estatuto de Autonomía.

Las diferencias de los partidos, especialmente entre PSPV y Compromís, tendrán que ser abordadas de cara a la negociación de los presupuestos de la Generalitat para 2019. Las dos formaciones y Podemos deberán llegar a un acuerdo sobre una cuestión sobre la que se parte de posiciones muy diferentes. Aquí tendrá un papel decisivo la conselleria de Hacienda, en manos del socialista Vicent Soler, que es el encargado de elaborar las cuentas una vez recogidas las necesidades del resto de departamentos.

Reunión del Consejo Rector

El Consejo Rector de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC) aborda en su reunión de hoy la propuesta de presupuesto de À Punt para el próximo ejercicio. Tal y como indicó Enric Soriano, presidente del organismo, en su comparecencia de esta semana en Les Corts, se buscará dar una solución al defecto de forma que hace que en la actualidad el ente no cumpla la ley.

Una enmienda de Ciudadanos consiguió que se fijara que la nueva RTVV debía dedicar como máximo un tercio de presupuesto para el gasto de la plantilla. Soriano admitió que esta cláusula no se respeta ya que en la actualidad se dedican 22 millones de euros de un presupuesto de 55 millones a este capítulo de personal. El presidente del Consejo Rector, que indicó que este año no se ha podido abordar esta cuestión ya que la norma fue aprobada a mitad del ejercicio, destacó que será algo que deberá tenerse en cuenta de cara a los presupuestos de 2019. Por ello, es muy probable que hoy las cuentas que sean presentadas aumenten los fondos respecto al del año anterior.