«Podemos ha mantenido una posición que no se sabe muy bien qué es»

Rubén Martínez Dalmau, candidato de Podemos a las primarias de la Generalitat. / J. Signes
Rubén Martínez Dalmau, candidato de Podemos a las primarias de la Generalitat. / J. Signes

Rubén Martínez Dalmau, candidato de Podemos a las primarias de la Generalitat | El profesor universitario cree que es el momento de que el partido entre en el Consell y gestione consellerias de peso con lealtad a sus socios

A. CERVELLERA VALENCIA.

Rubén Martínez Dalmau presentó su candidatura para ser el candidato de Podemos a la Generalitat pisando fuerte. El profesor de Derecho Constitucional en la Universitat de Valencia y exdiputado de Podemos en la breve XI legislatura deslizó que Ximo Puig no tendría por qué ser el próximo presidente de la Generalitat, lo que irritó a los socialistas. Dalmau quiere ahora dejar las aulas para pasar de la teoría la práctica. Y parece tenerlo fácil porque es el claro favorito de las primarias al contar con el respaldo de la dirección, del sector afín a Pablo Iglesias y de parte de los antiguos errejonistas pese a considerarse un dirigente independiente.

-¿Será Rubén Martínez Dalmau el candidato de Podemos para las elecciones autonómicas de 2019?

-Yo espero ser el candidato pero en Podemos las decisiones se toman de forma democrática y primero necesito el apoyo de los inscritos.

«Venezuela es una dictadura y Maduro ha terminado haciendo lo mismo que Hitler»

-¿Qué diferencia su candidatura de los otros dos proyectos?

-Fundamentalmente es una candidatura de consensos mayoritarios que cuenta con el sector de Antonio Estañ, Pilar Lima y Beatriz Gascó. La democracia en sí implica diálogo, sentarse a la mesa, hablar con la gente que muchas veces no piensa como tú y llegar a una conclusión común. Desde mi punto de vista, que diferentes sensibilidades de Podemos se hayan visto a la cara y hayan logrado llegar a un acuerdo es democracia. Por eso, este consenso, si es refrendado en la urnas, creo que será el mejor resultado posible.

-¿Qué sería un buen resultado para Podemos en las elecciones de 2019?

-Obtener la mayoría suficiente para ganar la Generalitat y ser la lista más votada. Eso es el resultado al que vamos a aspirar y por el que vamos a trabajar. Otra cosa es finalmente lo que ocurra. Podemos darnos por satisfechos si sacamos unos resultados que nos ayuden a continuar con el proceso de transformación que ha supuesto el pacto del Botànic. Somos partidarios de reeditar el acuerdo con PSPV y Compromís y los valencianos quieren que ese agujero negro que fue el Gobierno del PP, que hacía ver que todo estaba perfecto cuando había mucha corrupción, no vuelva a las instituciones o que no lo haga en el mismo contexto que cuando gobernaron.

-Podemos ya ha manifestado su intención de entrar al Consell si los resultados lo permiten. ¿Cuáles son las consellerias que cree que debería gestionar el partido?

-Cuando llegue el momento preguntaré a los inscritos si creen que tenemos que entrar en el Consell y lo haré exponiendo mi posición personal a favor. Lo contrario es mantener la posición que hemos tenido hasta ahora, que no se sabe muy bien qué es porque estamos apoyando a PSPV y Compromís pero al mismo tiempo somos oposición. Si la decisión es sí tendríamos que participar con lealtad. No hay cosa peor que un gobierno formado por compartimentos estancos. Deberíamos plantear conseguir la presidencia de la Generalitat y sino participar activamente en consellerias que sean de peso. Tenemos que apostar por estar integrados y programando políticas públicas en un mismo sentido pero primero hay que entrar en el Gobierno y luego ya veremos qué hacemos.

-¿Avanza el acuerdo con Esquerra Unida para las elecciones? Últimamente han habido mensajes cruzados.

-Aunque no estoy siguiendo las negociaciones de cerca creo que sería un paso atrás enorme no ir de la mano de Esquerra Unida. Este partido ha sido muy golpeado por las barreras electorales y siempre le ha costado obtener representación, por lo que se ha perdido un importante número de votos. Apoyos que pueden ser determinantes para tener más fuerza en el Botànic.

-¿Cómo definiría la actual situación de Venezuela?

-Venezuela es una dictadura ahora mismo. Tiene un presidente que fue elegido gracias a una constitución y cuando ha alcanzado el poder ha terminado haciendo lo mismo que Hitler, la ha destruido. Maduro viola permanentemente la carta magna y un presidente que hace esto carece de legitimidad constitucional. Desde ese punto de vista podemos decir que Venezuela es una dictadura y una autocracia. Maduro quiere ahora acabar con la constitución y crear una nueva carta magna no democrática y oligárquica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos