Entrevista

Pablo Casado: «En el PP se gana por los méritos, no por el hecho de ser hombre o mujer»

Pablo Casado, durante la entrevista. /José Ramón Ladra
Pablo Casado, durante la entrevista. / José Ramón Ladra

El vicesecretario de Comunicación afirma que tiene que haber hecho «muy mal la campaña para que se produzca un vuelco» y gane Sáenz de Santamaría

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

Pablo Casado tiene la convicción de que su alianza con los cuatro candidatos derrotados en las primarias del 5 de julio, un ejemplo a su entender de «integración», tiene la potencia suficiente para derrotar a Soraya Sáenz de Santamaría en el congreso del Partido Popular (PP) que se abre mañana. Defiende además la meritocracia como requisito para hacerse con el liderazgo, y no está de acuerdo con que el género o la edad sea un elemento determinante para ser el presidente del partido.

-¿De qué habló con Soraya de Sáenz de Santamaría en la reunión del martes?

Del futuro del partido que pasa por la integración después del congreso. Cuando ganemos el sábado integraremos a una persona tan necesaria como Soraya.

-¿Por qué no hay integración antes del congreso?

Hay que cumplir las normas, que dicen que los compromisarios tienen que elegir entre los dos candidatos. Hacerlo antes es como si en el Mundial Francia y Croacia hubieran amañado el resultado en el descanso. Hay que jugar la segunda parte porque a lo mejor muchos votantes hubieran cambiado su voto si hubieran sabido que no había segunda vuelta.

-¿No será que se opone porque Sáenz de Santamaría quiere encabezar la lista unitaria como candidata más votada en las primarias?

No. Ella dijo antes de las primarias que las normas están para cumplirse y reconoció que la integración debe hacerse después del congreso.

-¿Y si la lista de integración previa la hubiera encabezado usted habría aceptado?

No, hubiera dicho que teníamos que votar y cumplir las normas. Pero llevamos días hablando de un asunto instrumental. El PP merece más y España merece más del PP que dedicar días a hablar de vídeos, de debate sí, debate no, de inscritos, de censos, de integración. En política se debe debatir de ideas.

-Una idea es que debe gobernar la lista más votada...

Es falaz, a doble vuelta se garantiza que el más votado no lo sea por un estrecho margen, que es un empate técnico. En este caso, casi siete de cada diez votantes que apoyaron a cinco candidaturas estamos trabajando juntos.

-Su equipo dice que tiene el apoyo del 68% de los compromisarios, ¿tiene ganado el congreso?

No contamos compromisarios, queremos que los compromisarios cuenten. Nos hemos puesto en contacto con mucha gente y hemos conseguido ilusionar, y que nuestro proyecto de renovación tranquila y positiva sea un proyecto con el que se identifica la mayoría de los compromisarios. La integración la representamos nosotros, con cinco candidatos trabajando conjuntamente. Vamos a salir unidos después del congreso, no vamos a salir debilitados.

-O sea, que el PP no va a quedar dividido.

No, vamos a dar un subidón en las encuestas, vamos a llegar en forma a las andaluzas, a las municipales, autonómicas y generales. El PP va a hacer un buen congreso y vamos a salir unidos y más reforzados para ganar las próximas citas electorales.

-Dice que no cuenta compromisarios, pero su equipo sí, y dice que tienen el apoyo de 2.100.

Son los cálculos que hemos hecho. Si sumamos los apoyos del 5 de julio de todos los candidatos que trabajamos juntos la cifra es bastante similar a la que estamos dando. Yo tuve 19.000 votos, Cospedal, 15.000; entre los otros candidatos tuvieron más de mil, y Sáenz de Santamaría, 21.000. Por mucho que cambien los repartos, muy mal tenía que haber hecho la campaña para que hubiera un vuelco a esas cifras. Todo lo contrario, la campaña ha ido subiendo.

-La alianza con los otros candidatos no es un pacto de perdedores como el que achacan a Pedro Sánchez.

No es cierto. Es un acuerdo entre compañeros antes de acabar la elección. No entiendo este debate.

-¿Es un todos contra Soraya?

Esto no es operación triunfo, no es solo hablar de qué candidato o candidata se presenta a la Presidencia del Gobierno, de qué genero es o qué edad tiene. Ahora estamos en el debate de género, pero este partido ha creído siempre en la meritocracia, y no en que se gana por ser hombre o mujer o se tiene que ocupar un sitio u otro por el sexo de cada uno.

-¿Sáenz de Santamaría representa el marianismo y usted el aznarismo?

Quien aspire a presidir el PP tiene estar orgulloso de sus tres presidentes, Manuel Fraga, Aznar y Rajoy, y yo he tenido el honor de trabajar con dos de ellos. Con Rajoy he estado como portavoz en los últimos tres años, que han sido muy complicados, y nadie podrá decir que no he dado la cara. Poca gente ha defendido su gestión con tanta lealtad y entusiasmo como yo.

-¿En su proyecto reivindica a la derecha?

Se decía que tenía una posición de derechas porque reivindico la unidad de España, la libertad individual, la defensa de la familia, las víctimas del terrorismo y la honestidad, que creo que no son principios de derechas. Esta semana, con el discurso centrista y reformista de Adolfo Suárez creo que ya nadie dice eso. También se ha dicho que quería hacer un revisionismo de la etapa de Rajoy, lo cual es absolutamente falso e injusto. Tengo el apoyo de su amigo y comisario europeo Miguel Arias Cañete y de diez exministros. El legado de Rajoy es algo de lo que todos estamos muy orgullosos.

-¿Por qué se ha crispado la campaña?

No ha habido crispación, al menos por parte de los candidatos. Ha habido personas que han hecho informaciones interesadas. Sáenz de Santamaría es una persona estupenda, tengo el mejor concepto de ella, me encantaría seguir trabajando con ella en el futuro, pero esto es un partido que se mueve por ideas.

-Pero hay división...

Puedo responder de mis declaraciones y he sido respetuoso. Nuestros adversarios están enfrente, en el partido solo hay compañeros.

-¿Ese clima será reversible después del congreso?

Por supuesto que sí. Vamos a salir remando todos en la misma dirección. Este va a ser un proyecto ganador e ilusionante. Vamos a ilusionar a España y recuperar tres millones de votos para gobernar en solitario sin bisagras ni chantajes. Al congreso hay que venir llorado, no se puede ver solo como la plataforma para llegar al Gobierno dentro de dos años.

Más información

 

Fotos

Vídeos