El negocio inmobiliario en Xàbia unió a Corbín y al administrador de Laterne

Un vehículo sale del garaje de la vivienda de la familia Corbín Barberá. / irene marsilla
Un vehículo sale del garaje de la vivienda de la familia Corbín Barberá. / irene marsilla

El abogado fue el secretario de la sociedad Desarrollo Comercial Cansalades, de donde era consejero Vicente Sáez Tormo

HÉCTOR ESTEBAN VALENCIA.

La conexión empresarial entre José María Corbín, abogado y cuñado de la exalcaldesa Rita Barberá, y el administrador único de Laterne Producto Council, Vicente Sáez Tormo, se encuentra en la promotora inmobiliaria Desarrollo Comercial Cansalades S.A., que se creó en julio de 1999 para la compra y venta de parcelas de suelo urbanizable en la partida de Cansalades-Umbría en Xàbia.

El 5 de octubre de 1999 se publicaron en el Registro Mercantil de Valencia los nombramientos de la sociedad y José María Corbín Navarrete ejerció la función de secretario. Vicente Sáez Tormo, administrador de Laterne, una empresa pantalla que sirvió presuntamente para canalizar las donaciones ilegales al PP y que organizó parte de los actos electorales de las municipales de 2007 en Valencia, también formaba parte de aquel consejo inicial de Desarrollo Comercial Cansalades. En aquella sociedad, Joaquín Sáez-Merino Martínez era el vicepresidente y Pedro Agramunt Font de Mora, consejero.

José María Corbín

El cuñado de Rita Barberá no estuvo mucho tiempo en la empresa como secretario y salió de la sociedad el 31 de mayo de 2000. Su puesto lo tomó Pedro Agramunt, uno de los cargos importantes en el PP valenciano en los últimos años y vinculado familiarmente a la familia Sáez-Merino. La mayoría de los consejeros, incluido Vicente Sáez Tormo, siguieron en la empresa hasta enero de 2004.

La sociedad se creó para la compra y venta de parcelas en suelo urbanizable del municipio

Uno de los nombres de peso vinculados a Laterne es el de Ángel Joaquín Navarro Contell, que ejerció como director general de la empresa que según la investigación policial se encargaba supuestamente de recaudar fondos para los actos electorales del PP de la ciudad de Valencia. La investigación apunta que a través de la empresa Laterne se pedía a los contratistas del Ayuntamiento dinero para pagar los gastos de la campaña electoral. El nombre de Ángel Navarro, que a partir de agosto de 2007 fue nombrado apoderado de Laterne, aparece en algunos correos de los remitidos a varias empresas para que participaran de la sociedad Product Management Council, que nunca se desarrolló y que tenía como administrador único a Vicente Sáez Tormo. El objeto social de esta firma era prestar servicios a personas físicas y jurídicas. El testigo Jesús Gordillo, exasesor del PP y extrabajador de Laterne, aseguró que esta última mercantil pretendía asociarse con otras para concurrir en concursos públicos. Cada interesado debía abonar 150.000 euros. Gordillo aseguró que Corbín cobraba 3.000 euros por asesorar a esta mercantil.

Ángel Navarro es también desde 2008 socio fundador de Focus Soluciones S. L., una empresa que asesora en procedimientos de marketing a otras firmas y profesionales. Como consejero asesor de la firma figura Emilio Folch Esteve, una de las personas que más sabe de comercio en Valencia. Emilio Folch fue en su día presidente del consejo de administración de Desarrollo Comercial Cansalades, la firma en la que se unieron Corbín y Sáez Tormo.

Más