Montón ficha por un lobby de la sanidad privada que integra a las principales farmacéuticas

Carmen Montón. /Jesús Signes
Carmen Montón. / Jesús Signes

La exministra confirma su llegada a Fundamed tras consultar si existía alguna incompatibilidad con sus anteriores cargos públicos

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

La exministra socialista de Sanidad Carmen Montón ya tiene nueva dedicación. Sin dejar de lado el ramo sanitario, la que fuera también titular de esa misma cartera en el Consell se ha incorporado a una fundación sustentada por las empresas privadas más reconocidas del sector. Un órgano que integra a las firmas farmacéuticas más poderosas y que puede influir como lobby en la introducción de nuevos productos y terapias, según apuntan fuentes conocedoras del sector. Montón ha pasado a prestar sus conocimientos en la materia -es médico- y su experiencia en la administración a la Fundación Fundamed, «una organización formada y apoyada por importantes empresas del sector sanitario español», como señala la web de una organización que preside el exministro de Sanidad Enrique Sánchez de León.

La llegada de Montón a Fundamed, respaldada económicamente por las grandes farmacéuticas, choca con la gestión pública que ha llevado a cabo tanto desde la conselleria como desde la cartera de Sanidad. En la Comunitat, Montón lideró la reversión de varios hospitales con un modelo de gestión concertada y el sector privado amplió sus temores al llegar al Gobierno el verano pasado. Además, su carrera pública está salpicada de declaraciones acerca de los 'negocios' de la Sanidad y las empresas que se beneficiaban de ellos. Ahora Montón entra de lleno en una fundación con un papel principal para las grandes firmas.

La exministra no aclara si percibe alguna retribución y la cantidad que ingresa

Montón consultó en el área de incompatibilidades si podía sumarse a la Fundación Fundamed y el pasado 13 de junio recibió la autorización para participar de una organización que integra a las principales farmacéuticas tanto de España como a nivel internacional. Esas grandes empresas son denominadas «socios protectores» en Fundamed y aportan una cantidad anual para mantener la actividad de esta organización sanitaria privada, que también tiene un área de trato directo con agrupaciones de pacientes.

La exministra de Sanidad confirmó ayer a LAS PROVINCIAS su incorporación a Fundamed y que había elevado la consulta previa al área de incompatibilidades para ver si podía sumarse a la organización. Montón apuntó que en ningún caso su incorporación es a un puesto de trabajo fijo, sino que colaborará en el programa de la fundación Mujeres de la Sanidad, proyecto que trata de potenciar el talento femenino en el sector y en las empresas. «Lo que estoy haciendo es, al igual que la también exministra Ana Pastor y otras personas, participar en una iniciativa para las mujeres en la sanidad», señaló la exministra. «Y yo como soy muy respetuosa con lo que hago pues todo lo comunico», continuó Montón respecto a la consulta realizada por si el desempeño de este puesto de trabajo entraba en conflicto con el régimen de incompatibilidades que firmó en el Gobierno.

Montón no quiso dar muchas más pistas sobre su cometido en el programa de este lobby farmacéutico y tampoco aclaró si percibe remuneración y qué cantidad por su incorporación a este programa de Mujeres de la Sanidad de Fundamed. «Es una iniciativa para visibilizar a las mujeres en la sanidad, potenciar el talento femenino y hay desde ministras hasta diputadas, gente de todo tipo. Nos invitan a participar y eso es lo que estoy haciendo. He ido a alguna charla y a algún acto más», apuntó Montón, quien insistió en que no formará parte de la plantilla de la fundación. En la web de Fundamed, en el apartado de Mujeres de la Sanidad, ya se puede encontrar a la exministra junto a las otras integrantes de este grupo.

Fundamed, como se puede ver en su web, entrega premios y organiza jornadas como las denominadas Think Thank en las que expertos en materia sanitaria y economía de la salud debaten sobre la inversión en Sanidad que necesita España para mantener el Sistema Nacional. Entre los premios entregados destaca el galardón a la farmacéutica GSK por el impulso al talento femenino. Entre las integrantes de Mujeres por la Sanidad hay directivas de las principales farmacéuticas, cargos de responsabilidad de hospitales de referencia españoles, la eurodiputada socialista Soledad Cabezón y otras mujeres representativas de la sanidad española como la oncóloga valenciana Ana Lluch.

Carmen Montón fue consellera de Sanidad entre junio de 2015 y junio de 2018 para dar el salto al Gobierno de Pedro Sánchez en la misma cartera durante dos meses, cuando se vio obligada a dimitir al ser acusada de plagiar la tesis de su máster. Un juzgado archivó la causa en noviembre de 2018, cuando Montón ya había dimitido.

Carmen Montón