El escándalo que acabó con la carrera política de Carmen Montón

Carmen Montón. /EFE
Carmen Montón. / EFE

La dirigente socialista dejó su cargo como ministra de Sanidad incapaz de explicar las sospechas sobre el máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos

JC. F. M

Carmen Montón presentó el pasado 11 de septiembre su dimisión como ministra de Sanidad. La decisión llegó tras la sucesión de polémicas que salpicaron el máster sobre estudios interdisciplinares de género que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). La última de esas sospechas se hizo pública apenas unos minutos antes de conocerse su dimisión: varios párrafos del trabajo de fin de máster realizado por la dirigente valenciana habrían sido copiados de textos de otros autores sin que fueron atribuidos a estos. Un comportamiento insostenible para un cargo público.

La caída de la hasta entonces titular de Sanidad tuvo su origen en las difusas explicaciones que Montón ofreció en relación con el máster que culminó en el curso 2010/2011. La dirigente socialista aseguró que cumplió con los requisitos para obtener esa titulación, pero fue incapaz de ofrecer explicaciones al hecho de que una de sus calificaciones se modificara varios meses después de acabar el máster, a que se le informara de que el máster podría ser a distancia pese a que la documentación del curso lo señalaba como presencial, a la existencia de asignaturas convalidadas o al desconocimiento de la ubicación del campus de la universidad Rey Juan Carlos o de los nombres de los profesores.

Noventa y seis días después de tomar posesión como ministra, Montón presentó su renuncia. Apenas unas horas antes, el presidente del Gobierno y principal apoyo de la hasta ese momento titular de Sanidad, realizaba unas declaraciones para tratar de sostener a su compañera de Gobierno. «Carmen Montón está haciendo un trabajo como ministra de Sanidad extraordinario»

Pero las palabras del líder del PSOE no detuvieron la bola de nieve generada ya por la polémica. Apenas permitieron contener unas horas la creciente presión sobre la ministra valenciana, que unas horas antes, en una entrevista radiofónica, había vivido auténticas dificultades para explicar distintos aspectos vinculados a la obtención del controvertido título.

Montón compareció ante los medios para sostener que había sido «transparente y honesta», que no cometió ninguna irregularidad al cursar el máster y que presentaba su dimisión para que su situación no influyera en el Gobierno de Pedro Sánchez.

Carmen Montón