El Consell hará recortes a pesar de que el Gobierno desbloquea transferencias

El conseller de Hacienda, Vicent Soler. / DAMIÁN TORRES
El conseller de Hacienda, Vicent Soler. / DAMIÁN TORRES

Altos cargos de Compromís cargan contra el PSOE por creer que mintieron cuando se anunció que Hacienda no podía tramitar entregas a cuenta que ahora sí hará

BURGUERAVALENCIA.

El Ministerio de Hacienda asegura seguir trabajando intensamente para encontrar una solución que permita abonar a las comunidades autónomas las cantidades pendientes de las entregas a cuenta y «confía» en encontrarla «cuanto antes». Así lo aseguraron ayer a la Agencia Efe fuentes de ese Ministerio, que no se pronunciaron sobre la posibilidad que desvela 'El País' de que esa solución ya está diseñada y permitirá desbloquear 4.500 millones de euros antes de que acabe septiembre. «Tenemos claro que ese dinero tiene que estar cuanto antes en manos de las comunidades autónomas», señalan esas fuentes. Sin embargo, que cerca de 450 millones de euros de las entregas a cuenta lleguen a la Generalitat no impedirán los recortes, que en su momento fueron justificados, precisamente, y entre otras cosas, porque el Ministerio de Hacienda aseguró que era ilegal hacer esas entregas a cuenta que, finalmente, sí transferirá. El propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig aseguró el pasado mes que la falta de Gobierno hacía un agujero en las cuentas de la Generalitat, un boquete que correspondía, entre otras cosas, a esas entregas a cuenta, bloqueadas porque la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, con un sentido de la anticipación muy oportuno, se adelantó a un informe de la Abogacía del Estado que ella misma pidió y que impedía hacer unas entregas que ahora sí se harán. Da igual. El presupuesto de la Generalitat ya está recortado. Ha sufrido la «cirugía fina», como prefiere llamar el conseller de Hacienda, Vicent Soler, al tijeretazo excusado en su día por esa falta de entregas a cuenta que, ahora, sí se transfieren. Ahora, porque el Consell ya se ha comprometido a realizar el recorte exigido para acceder al FLA.

Dos fuentes distintas de la Generalitat confirmaron a este periódico que los 438 millones que Soler calculó que deberían retirarse del presupuesto para este año se han perdido y no se recuperarán a pesar del anuncio del Gobierno. Las partidas perdidas, no volverán. Un conseller señaló que el recorte es necesario para cobrar el FLA, explicación que no concuerda con la de hace unos meses.

Fuentes de Compromís admitieron la «indignación» de algunos de sus altos cargos en el Consell. Uno de ellos, el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, se encaró sin disimulo con el vicepresidente ejecutivo de la Agencia Valenciana de Innovación, el socialista Andrés García Reche, en las redes sociales.

García Reche se preguntó en un mensaje por internet si los «políticos cabreados», ante la llegada de las entregas a cuenta, «prefieren que no se haga porque es electoralista», ante lo que Nomdedéu no se anduvo con remilgos: «preferiría que no me mintieran a la cara, que no me llamasen ignorante, y que no usaran los resortes del Estado para hacer partidismo. Pero yo no estoy cabreado porque se desbloquean. Lo estoy porque los bloqueaban maliciosa e intencionadamente». En definitiva, el alto cargo de Compromís acusa a los responsables del Ministerio de Hacienda de mentirosos, partidistas y maliciosos.

Los presupuesto de Soler para este año, efectivamente, estaban inflados. Fuentes del Consell señalan que si se efectúan recortes, y se mantienen, no era por las entregas a cuenta. Sino porque hay una serie de ingresos que, finalmente, no han llegado. El propio conseller ya admitió que parte del aumento de los activos se fiaba a la buena marcha de la economía, especialmente del sector inmobiliario. Sin embargo, Soler admitió que esa evolución de los ingresos no se ha producido. Ahora, aunque el Gobierno pretende liberar las entregas a cuenta justo después de anunciar unas elecciones para las que necesita el apoyo de sus gobiernos autonómicos, las transferencias no hacen más que desnudar el discurso del Consell, sin excusas para justificar los recortes.

Más