La bronca entre Toni Cantó y Ximo Puig por el poeta Miguel Hernández

Cantó se dirige a Puig durante la sesión de investidura de Les Corts. /Efe
Cantó se dirige a Puig durante la sesión de investidura de Les Corts. / Efe

El síndic de Ciudadanos asevera que el poeta no habría pudido publicar en la Comunitat por no tener ayudas y Puig estalla durante la sesión de investidura en Les Corts

EFEVALENCIA

El poeta Miguel Hernández ha sido el detonante para que estallara la bronca entre Toni Cantó y Ximo Puig durante el debate de investidura del presidente de la Generalitat. El síndic de Ciudadanos ha llegado a asegurar que el escritor Miguel Hernández no habría podido publicar en la Comunitat con el actual conseller de Educación, pues no habría tenido «una sola ayuda» por escribir en castellano, ante lo que Puig ha sido tajante: «A Miguel Hernández quienes no le dejaron publicar son algunos de sus socios».

El Trono de Hierro de 'Juego de Tronos', el coma que sufría Toni Cantó en la serie televisiva 'Siete vidas' o un proverbio africano se han colado este jueves en Les Corts durante el debate de investidura de Ximo Puig como president de la Generalitat, donde tampoco han faltado las referencias literarias.

Sesión de investidura de Puig

Cantó se ha enfadado cuando el presidente de Les Corts le ha pedido que debatiera con Puig y no con otros síndicos -«yo debatiré con quien me dé la gana», ha dicho a Morera-; ha acusado a Puig de ser como el Doctor Jekyll y Míster Hyde, y ha criticado a quienes sueñan con «los Paísos Catalans de la señorita Pepis».

El president de la Generalitat en funciones, Ximo Puig, ha rememorado sus tiempos de cuando era «más joven», pues ha defendido que «aún» es joven, y ha desvelado qué está leyendo ahora: «El corazón de las tinieblas», de Joseph Conrad, en cuyo prólogo se hace referencia al hundimiento del Titanic, que ha comparado con la etapa del PP.

El Trono de Hierro de 'Juego de Tronos', el coma que sufría Toni Cantó en la serie televisiva 'Siete vidas' o un proverbio africano protagonizan la sesión de investidura en Les Corts

La primera en intervenir ha sido la síndica del PP, Isabel Bonig, quien tras criticar el «pacto de los sillones» de la izquierda valenciana, a la que tanto le gusta la serie 'Juego de tronos', se ha ofrecido a hablar con el alcalde de Peñíscola, donde se rodó parte de la serie, para traer aquí el «Trono de Hierro» que ansían.

Bonig también le ha dado un consejo de Puig tras reprocharle que pacte con «la extrema izquierda comunista», a cuenta de lo que un familiar suyo pensaba de los comunistas: «Mi abuela decía que los comunistas eran los peores enemigos de los socialistas: usted verá lo que hace».

Mucho juego ha dado la intervención del síndic de Ciudadanos, el actor Toni Cantó, quien ha recordado que en una serie televisiva estuvo «en coma» pero ahora no, e igual se ha «perdido algo» cuando el Consell presenta su visión de la Comunitat Valenciana.

Puig le ha replicado que es verdad que parece haberse despertado del coma ahora, pues si hubiera estado estos años en la Comunitat y hubiera visto cómo ha evolucionado «no diría lo que dice».

Cantó, quien no ha dudado en calificar a Puig como «la marmota del Botànic» por haber hecho un discurso «revival» o en reprochar al conseller de Hacienda, Vicent Soler, que diga que sí «como los animalitos del coche» cuando hay que decir no, también ha invitado a Puig a pronunciar con él una palabra silabeada: «Di-val-te-rra».

Puig ha defendido que la vida, como decía Gramsci, es «tomar partido» y ha agradecido a Bonig que haya citado en su intervención a Manuel Azaña, aunque a las críticas de esta de que vive en el pasado le ha replicado: «Si yo vivo en el pasado, usted vive en la prehistoria, está en el Paleolítico anterior del anterior».

El president no ha dudado en regalar a sus socios de gobierno esta legislatura, Compromís, un proverbio africano: «Si quieres llegar rápido, camina solo; si quieres llegar lejos, camina acompañado».

Previamente, la vicepresidenta del Consell en funciones, Mónica Oltra, que ha intervenido en nombre de Compromís, ha iniciado su discurso igual que hace cuatro años, con un poema de Mario Benedetti, y ha defendido que lealtad es decirse lo que se piensa: «No llorarse las mentiras, sino cantarse las verdades, como decía el poeta».