Maza pide disculpas a Nieto por una redacción «confusa» de los fiscales

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto./
El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto.

El ministro Catalá exige que si alguien tiene alguna prueba de que ha habido injerencias en la labor de los fiscales de Lezo, "que lo acredite"

EFEmadrid

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha pedido disculpas al secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, al que los fiscales del caso Lezo le citan en un escrito de "redacción confusa" que le vincularía con el chivatazo a Ignacio González de las investigaciones que se seguían contra él.

En declaraciones a Onda Cero, Maza ha dejado claro que "en nombre de la Fiscalía" quería pedir disculpas al número dos de Interior por el "fallo cometido", tras lo cual ha explicado que la redacción de la frase en la que el nombre de Nieto aparece en el escrito de los fiscales del caso Lezo "no ha sido muy afortunada".

Maza ha dicho que la cita aparecida en dicho escrito es "las investigaciones chivadas del secretario de Estado", una expresión que tiene una "redacción confusa" y que induce a "error", porque en ningún momento atribuye al cargo de Interior ningún chivatazo porque no dice literalmente "investigaciones chivadas por el secretario de Estado".

Error de «interpretación»

De hecho, ha asegurado que el mismo día en que se conoció el escrito, el pasado martes, los fiscales le llamaron "entristecidos" para admitir que se trataba de un error de "interpretación" y que la la frase "no era la más afortunada", motivo por el que se emitió un comunicado por parte de la Fiscalía aclarando el asunto.

Además, ha insistido que, si bien no quiere crear "más confusión", no existe ninguna investigación abierta al secretario de Estado.

"Es lamentable y me pongo en su lugar de la mala tarde que debió pasar", ha añadido el fiscal general que ha reiterado sus disculpas y la justificación de que "un error lo puede tener cualquiera".

Catalá pide que acrediten las injerencias fiscales

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha dicho hoy que si alguien tiene alguna prueba para demostrar que ha habido injerencias en la labor de los fiscales del 'caso Lezo', por el que está en prisión provisional el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, "adelante, que lo acredite".

Rafael Catalá ha realizado estas declaraciones a preguntas de los periodistas antes de inaugurar el II Congreso Internacional de Compliance, organizado por Thomson Reuters y la Asociación Española de Compliance.

"Si alguien tiene alguna prueba o algún hecho acreditado en el cual se pueda demostrar lo que se está acusando tan gravemente como es interferir las investigaciones del Ministerio Fiscal adelante, que se pruebe; sin hechos, sin acreditaciones yo creo que acusar es muy grave y deberían pensarlo mejor los que están haciéndolo", ha señalado Catalá.

Ha añadido que "las informaciones que han salido no están acreditadas, son conversaciones de terceros e incluso sometidas a secreto de sumario y objetivamente no son conocidas todavía".

"Por lo tanto deberíamos dejar de especular y dejar trabajar a los fiscales, que hacen un magnífico trabajo cada día y debemos tener todos la seguridad de que sus servicios están destinados a que en España se investigue el delito", ha apostillado.

Maza y los fiscales «investigadores»

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ve "imprescindible" que la figura de un "fiscal investigador" asuma la instrucción de los casos ya que podría alcanzar pactos muy útiles en actuaciones contra la corrupción vedados a los jueces, que no pueden adquirir compromisos con ninguna parte.

El fiscal general ha vaticinado que dada la cada vez mayor complejidad de los delitos en el seno de organizaciones crece la importancia del concepto de "compliance", es decir que las empresas tengan mecanismos de control interno para evitar una responsabilidad penal como personas jurídicas.

Ha recordado que este tipo de responsabilidad ya está recogida en el ordenamiento penal español, que incluye no solo a las empresas sino también a otras entidades como los partidos políticos, y ha destacado que ello constituye un mecanismo para luchar contra los delitos relacionados con la corrupción.

Por ello ha recordado que no solo las empresas sino también los partidos políticos deben tener sistemas de "compliance".