Una ruta por la pequeña Sagrada Familia y otros edificios modernistas de la Comunitat

Una ruta por la pequeña Sagrada Familia y otros edificios modernistas de la Comunitat

El sábado 13 de abril tiene lugar un encuentro modernista que recorre los edificios más emblemáticos de Novelda

GRACIA M. MORANTValencia

El desarrollo industrial y su vínculo sociocultural con la alta burguesía permitieron al Modernismo impregnar algunas de las ciudades más importantes del mundo. La relevancia de este movimiento se plasmó en el año 2000 a través de la creación de la Ruta Europea del Modernismo. Un recorrido por 58 ciudades europeas como Budapest, Moscú, París y Barcelona entre las que además están Alcoy y Novelda.

El auge de esta corriente artística en este municipio del Medio Vinalopó, en Alicante, se debe precisamente a que la burguesía agraria, que surge en la ciudad a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, se preocupa también por el cultivo de la vida. Así, en Novelda se pueden encontrar numerosos edificios construidos con este estilo arquitectónico y artístico, que en principio se utilizó para distinguir las clases burguesas de aquellas que no lo eran y que se habían enriquecido gracias al comercio de la uva y del azafrán.

Este sábado 13 de abril una Ruta Modernista permite conocer cómo vivía la burguesía durante esta época con un recorrido por la Casa Museo Modernista, el Centro Cultural Gómez-Tortosa, la Plaza Vieja, la Parroquia Arciprestal de San Pedro Apóstol, la Sociedad Cultural Casino y el Santuario de Santa María Magdalena junto con el Castillo de La Mola. Enclaves escogidos por ser ser punto obligatorio de visita y porque reflejan a la perfección el estilo modernista, destacando de entre ellos, la Casa Museo Modernista y el Santuario de Santa María Magdalena.

Ayuntamiento de Novelda
La Casa Museo Modernista

Una de las paradas más significativas de la ruta es esta mansión unifamiliar de la alta burguesía de Novelda de finales del siglo XIX y principios del XX. Este edificio, que con los años pasó a ser una casa museo propiedad de la Fundación Caja Mediterráneo, ahora está considerada como una de las viviendas unifamiliares de estilo modernista mejor conservadas en la provincia de Alicante y del conjunto español. En ella se pueden visitar las estancias de la familia con la opulencia de los elementos propios del modernismo: madera tallada, cristales, estucos, pinturas de techos y murales, mármoles, muebles de época... destacando por su singular belleza la escalera y el patio rodeado de columnas de mármol blanco. Además, los visitantes pueden disfrutar de las obras de arte que llenan cada rincón. Así, se pueden obervar colecciones representativas de Artes Gráficas de la época modernista como cajas de latón, carteles, anuncios comerciales, además de una colección manuscrita del ingeniero naval y científico español Jorge Juan y Santacilia.

Patio de columnas de mármol del Centro Cultural Gómez Tortosa.
Patio de columnas de mármol del Centro Cultural Gómez Tortosa.
El Centro Cultural Gómez Tortosa

La ruta también visita otra de las mansiones modernistas de Novelda: el Centro Cultural Gómez Tortosa. Este edificio, que actualmente alberga la oficina de turismo, muestra el esplendor del modernismo de las casas particulares de esta ciudad. Este edificio se constituyó como vivienda familiar y fue residencia de los Condes de Gómez-Tortosa. Aunque su aspecto exterior no llama la atención, es su interior el que sorprende ofreciendo buenos ejemplos de decoración y distribución típica de las casas de la burguesía de principios de siglo XX. En esta parada destaca la vista de las columnas y enrejados de hierro fundido, la gran escalera de hueco ovalado, y la claraboya. También el patio, rodeado de columnas de piedra caliza de estilo corintio sobre base de mármol rojo de la zona regala a los ojos una imagen propia del pasado. En el interior destaca el salón de los tapices pintados por Lorenzo Pericás y rodeado de zócalo de roble tallado con azulejería policromada, la capilla, los muebles de época y demás elementos que reflejan el gusto modernista de la época.

Santuario Santa María Magdalena

Y este regalo a la vista del arquitecto José Sala Sala es la última parada. El Santuario Santa María Magdalena. Uno de los iconos del modernismo en la Comunitat. Un edificio que, situado en un enclave natural junto al cerro de La Mola, se construyó durante los años 1919 y 1946 inspirado en las construcciones de Gaudí. Por esta razón, entre los visitantes se popularizó como la pequeña Sagrada Falimia de Novelda. Un lugar mágico que se caracteriza por la mezcla de estilos arquitectónicos, barroco, medieval, mudéjar, modernista. Coronado por una singular fachada, enmarcada por dos esbeltas torres cilíndricas, que la asemejan al templo de la Sagrada Familia de Antonio Gaudí en Barcelona. De este espacio, llama la atención la perfecta combinación de materiales como la piedra natural, el ladrillo rojizos, el azulejo o los guijarros del propio río Vinalopó. Elementos que convierten este lugar en un santuario totalmente diferente al que estamos aconstumbrados a ver. Parace llegado de otra parte, situado allí, sobre el Vinalopó y vigilando la vega, junto a la fortaleza de la Mola. Una vez más, cultura y culto se unen en un santuario que, en la actualidad, forma parte del Camino de Santiago (Ruta de La Lana).

Más información sobre la ruta

Reserva previa en:
Turist Info Novelda
Precio:
3 euros
Duración:
De 10 a 14 horas
También puede interesar:
La entrada en el Museo no está incluida en el precio de la ruta/ requiere vehículo propio para los desplazamientos fuera del casco urbano

Visita otros pueblos de la Comunitat