La pequeña península de la Comunitat que conserva una torre vigía contra los piratas

La Illeta dels Banyets./Marq
La Illeta dels Banyets. / Marq

Una pequeña península en El Campello con un yacimiento arqueológico de 5.000 años de antigüedad

Gracia M. Morant
GRACIA M. MORANTMiramar

«Una joven reina mora se paseaba una noche de cielo estrellado por la costa de un pequeño municipio alicantino. Allí se bañaba en unas pequeñas piscinas naturales talladas en la roca». A través de esta leyenda, una pequeña península situada en El Campello (Alicante) tomó el nombre de la Illeta dels Banyets. Aunque, realmente los historiadores no han podido demostrar que los árabes ocuparon de forma permanente este territorio, el cuento sirvió para conservar intactos millones de años de historia.

La península de El Campello quedó separada de la costa hacia el siglo XI d.C. a causa de un terremoto en el que se destruyó y erosionó la parte que la unía a la tierra. El espacio permaneció así hasta que en 1943 se volvió a unir a la costa para formar un espigón natural, empleando dinamita y destruyendo gran parte de la necrópolis prehistórica. Aun así, en la Illeta dels Banyets, un promontorio estrecho y largo con una superficie de 10.000 m2 situado a pocos metros sobre el nivel del mar, se encuentra unos de los yacimientos arqueológicos más importantes del Mediterráneo con más de 5.000 años de antigüedad.

¿Qué se puede ver? Un paseo por 5.000 años de historia

El yacimiento de la Illeta dels Banyets guarda restos de las distintas civilizaciones que se han asentado en esta península y han dejado huella de su ocupación. Desde la prehistoria, pasando por la Edad de Bronce, la época Ibérica, Romana y hasta una torre vigía de mediados del siglo XVI levantada para prevenir a la población de los ataques de los piratas berberiscos que acosaban continuamente las costas valencianas. Todo en un pequeño territorio de unos 4.000 m2 donde unas culturas se han asentado sobre las ruinas de las anteriores y cada una de ellas se ha adaptado al medio natural o lo ha transformado en la medida que se lo permitían sus conocimientos técnicos y constructivos.

Las primeras evidencias de ocupación se remontan a la prehistoria. En el periodo Neolítico, a finales del IV milenio a.C., los primeros pobladores de la península vivían en un poblado de cabañas dispersas. En este yacimiento se puede observar la única cabaña neolítica conservada en la Comunitat Valenciana.

De la Edad de Bronce han llegado hasta nuestros días el testimonio de unas 20 tumbas pertenecientes a la cultura argárica, desarrollada en el sureste peninsular entre los años 2200 y 1550 s.C. En esta cultura, las sepulturas se practicaban en el interior de las viviendas, bajo el piso del área de habitación o muy próximas a ellas. Los cadáveres se enterraban vestidos y prueba de ello son los botones aparecidos en casi todas las sepulturas. Las creencias en la vida después de la muerte se confirman con la presencia de ajuares. Suelen ser recipientes cerámicos que posiblemente contuviera alimentos y elementos personales u objetos de prestigio, como los puñales de bronce que denotan la elevada posición social del difunto.

Illeta dels Banyets, en El Campello. Las piscifactorías romanas, en una fotografía de 2013. / Marq

Entre los restos más representativos que se pueden visitar están los de la época Ibérica, del s. IV y parte del III a. C., una etapa en la que se desarrolló en la Illeta dels Banyets un importante poblado de un urbanismo complejo, bien desarrollado y planificado desde el inicio. Aunque únicamente se ha excavado una parte, a un lado y a otro de una calle han pervivido dos templos, almacenes y viviendas.

Los últimos descubrimientos

Además, este territorio de El Campello, localizado dentro la Contestania, actuaría como un destacado lugar comercial, un Emporio. Así, en este enclave económico se recopilaban minerales de hierro y materias primas naturales, como uva, oliva, cereales, esparto, y las transformaban para la exportación. En la única vivienda de esta época que ha sobrevivido al paso del tiempo se encontraron piezas de telar y fusayolas que indican el trabajo del tejido de telas. También molinos giratorios, algunos servían para moler cereales como el trigo y otros pudieron servir para hacer harinas de pescado. Además, la abundancia de restos de peces como sardina, caballa, cabrilla, sargos, pargos, chopa, boga, dentón y morena sugieren que se trata de residuos de una actividad industrial dedicada a la elaboración de conservas de pescado. Además, en el yacimiento se han encontrado materiales importados de otros puntos del mediterráneo como cerámicas púnico-ebusitanas procedentes de Ibiza, piezas de origen griego de los siglos V y IV a.C., fragmentos de ánforas etruscas de la Magna Grecia, y otros elementos de Cartago o la zona del estrecho de Gibraltar. Estos restos tan variados indican la intensidad del comercio desarrollado en esta zona del litoral alicantino.

Y relacionado también con el negocio de la mar está la piscifactoría romana. Aunque, estos viveros de pescado están atestiguados en todo el mediterráneo, en la península ibérica sólo se conocen otros dos ejemplos, todos situados en la provincia de Alicante. Además, comparten el mismo topónimo, Baños de la Reina, ya que la tradición popular atribuía su autoría al periodo de ocupación islámica. Los viveros de El Campello, que se componen de cuatro balsas labradas en la roca, comunicadas entre sí y abiertas al mar por medio de trampillas, están muy afectados por la erosión.

Sobre los cimientos del abandonado poblado ibérico se levantó, entre los siglos I y II d.C, una villa romana con unas pequeñas termas familiares. La villa de la Illeta es un asentamiento modesto donde se han encontrado elementos pertenecientes a una vajilla de mesa de Terra Sigillata Africana, también platos, fuentes, ollas y cazuelas. De esta época destaca, sin duda, la cerámica africana de cocina y la presencia de un mortero de mármol.

Cómo visitar la Illeta

El yacimiento está actualmente supervisado por el Museo Arqueológico de Alicante (Marq), centro que se ha encargado de su musealización y ofrece la posibilidad de visitar este espacio de forma libre o a través de rutas guiadas todos los fines de semana. Además, el Ayuntamiento de El Campello organiza dos tipos de visitas guiadas a la Illeta dels Banyets. Una opción es conocer la historia de los primeros habitantes de este municipio alicantino a través de una visita teatralizada. Esta ruta permite conocer los «usos y costumbres» de los hombres y mujeres que vivieron en esta península durante las diferentes épocas en boca de diferentes personajes históricos. Y otra opción es conocer el enclave y su entorno del puerto deportivo con una ruta guiada.

Información sobre las rutas teatralizadas:

Horario:
Abril: 19, 20 y 21 a las 12:00 horas. Sábados de verano: 06, 13, 20 y 27 de julio y 03, 10 y 17 de agosto a las 20 horas; 24 y 31 de agosto y 07 de septiembre a las 19.30 horas.
Dirección:
Partida Almadrava, 03560 El Campello, Alacant
Precio:
Adulto: 5,50 euros; Niños (de 5 a 14 años) 3,50 euros
Opción ruta guiada 'El Campello, historia y mar' :
Fechas 2019: 19 de enero; 2 de febrero; 9 de marzo; 4 de mayo; 8 de junio; 19 de octubre; 9 de noviembre y 14 de diciembre. Hora y lugar de encuentro: A las 11.00h. a los pies de la Torre de la Illeta. Duración: Torre y parte del Paseo de la Voramar (Gratuita): 30 minutos aproximadamente. Yacimiento de La Illeta ( Opcional – 2€): 45 minutos aproximadamente (Se recomienda llevar calzado cómodo y agua)

Información sobre la visita al yacimiento:

Horario:
En verano (del 16 de junio al 15 de septiembre) de martes a sábado de 9:00 a 13:00 horas y de 18:00 a 21:00 horas; Domingos y festivos de 9:00 a 13:00 horas. En invierno (del 16 de septiembre al 15 de junio) de martes a sábado de 10:00 a 14:00 horas y de 15:30 a 17:30 horas. Domingos y festivos de de 10:00 a 13:00 horas.
Visitas guiadas desde el Museo de Arqueológico de Alicante:
sábado, domingo y festivos a las 12:00 horas y los sábados por la tarde a las 16:00 horas.
Precio:
2 euros (más 1,50 la guía opcional). Jubilados, estudiantes o niños: 1,20 euros (más 1,50 la guía opcional). Niños menores de 7 años: gratis.

Visita otros pueblos de la Comunitat