Xàbia: «Unos turistas salieron buceando de la habitación porque el agua llegaba al techo»

Más de una quincena de conductores se vieron obligados a dejar sus coches en una de las vías inundadas en Xàbia. / Tino Calvo

Las fuertes lluvias causan estragos en Dénia y Xàbia y obligan a los servios de emergencias a desalojar a más de 350 personas por las inundaciones

B. ORTOLÀ XÀBIA.

«Hemos pasado mucho miedo, el agua ha entrado en tromba en el hostal y nos hemos tenido que esperar desde las 23 horas hasta las 3 de la madrugada en una terraza para que nos rescatasen». Así vivieron cuatro mujeres, vecinas de Moncofa (Castellón) las horas más dramáticas del temporal que ha azotado la Comunitat durante las Pascuas.

Se encontraban de vacaciones en unos apartamentos de alquiler cercanos a la zona del Arenal en Xàbia, donde en los dos últimos días se han acumulado más de 350 litros. Al parecer, las habitaciones de dicho local están ubicadas en el bajo de un edificio, «las ventanas están casi a la altura de la calle», explicaron ayer. El domingo por la noche, cuando la lluvia no daba tregua, notaron como empezaban a inundarse las instalaciones, «el agua comenzó a bajar por las escaleras hacia las habitaciones, fueron momentos muy angustiosos».

Las cuatro mujeres, junto a muchos de los clientes salieron como pudieron de los apartamentos e intentaron llegar hasta el coche, pero el agua ya inundaba los viales, «tuvimos que resguardarnos en una terraza, a esperar que nos rescatasen».

Los bomberos están desde ayer por la tarde achicando agua en la zona del Arenal

A pesar de los momentos críticos que vivieron, ayer ya estaban más tranquilas en el espacio habilitado por el Ayuntamiento para resguardar a las más de 300 personas desalojadas en el municipio. «Ahora estamos preocupadas por el coche, no sabemos como habrá quedado». La suerte estuvo de su parte, puesto que algunos de los inquilinos de estos apartamentos estuvieron a punto de ahogarse. Así lo explicaban estas vecinas de Moncofa, «una chica de Alcoy se quedó dormida mientras la habitación se inundaba poco a poco. Cuando se dio cuenta intentó salir y al abrir la puerta la tromba de agua entró de golpe e inundó casi hasta el techo la estancia». Según explicaron un amigo de la joven tuvo que entrar «buceando» hasta donde se encontraba su compañera para poder rescatarla. «Tenemos suerte de que no haya pasado nada». Estas vecinas de Moncofa aseguraron que las instalaciones «no estaban preparadas para alojar un hostal. Además los dueños no nos ayudaron en ningún momento, cogieron todos los papeles que pudieron de sus despachos y desaparecieron», afirmaron.

Xàbia.
Xàbia. / Fili Navarrerte/FMG Valencia

Temporal de lluvia en la Comunitat

Otro de los puntos donde se vivieron momentos angustiosos fue en el camping El Naranjal, también en Xàbia. Allí tuvieron que abandonar sus dependencias más de 250 inquilinos, aunque no hubo que lamentar incidentes tan graves. Los más de 300 realojados se instalaron en la sala polivalente del Portal del Clot y estuvieron atendidos en todo momento por miembros de la Cruz Roja. Además de los problemas de evacuación, otra de las imágenes más repetidas en el municipio xabiero ayer fue la de vehículos abandonados en las calles totalmente inundadas. «Se han tenido que rescatar a decenas de personas», indicaron ayer los servicios de emergencias.

El temporal también provocó corte de calles, carreteras y caminos: en el Portitxol, La Guardia o Cabo La Nao. Los servicios de emergencia también estuvieron atentos al cauce del Gorgos, «de momento no se ha desbordado, pero habrá que ver como evoluciona el tiempo en las próximas horas», dijo el alcalde José Chulvi. En cuanto a los posibles daños, el director general de Emergencias, José María Ángel Batalla, aseguró que habrá que esperar a que se seque la zona para poder conocer la gravedad de los daños». Aseguró además que el Govern atenderá las necesidades que tenga, tanto Xàbia como el resto de municipios afectados, y prestará apoyo jurídico tras la evaluación de los desperfectos para restablecer sus lugares emblemáticos». Por suerte ayer, alrededor de las 16 horas pararon las lluvias y un dispositivo de 22 bomberos y 23 voluntarios, miembros de protección civil y de la Policía Local iniciaron las tareas de achique en la zona del Arenal. Hoy se espera que se incorporen a estas tareas operarios de Tragsa que mandará la Agencia Valenciana de Seguridad.

Xàbia.
Xàbia. / Fili Navarrete/FMG Valencia

Aunque Xàbia se llevó la peor parte del temporal, Dénia también salió perjudicada. En la capital de la Marina el temporal también dejó anegadas algunas zonas del municipio. Las autoridades locales se vieron obligadas a cortar el Camí del Llavador, el de Gandia, el Pinaret d'Elies en el entorno de la fábrica del Portland y la carretera de la Marineta Cassiana.

También en algunos viales como Miguel Hernández, Marineta, o Joan Fuster los conductores tuvieron que abandonar sus coches. Incluso en algunos bajos el agua acumulada llegó hasta el metro y medio metro. Así lo explicaba ayer Elena Mengual, una vecina de la zona de Ronda Muralles, «siempre que llueve de forma intensa se acumula agua en los garajes de nuestro edificio, pero esta vez ha sido mucho más, no subía el nivel tanto desde el temporal que hizo en el año 2007», recordó. Según esta vecina, en otras ocasiones las bombas de aguas utilizadas «dejaban casi seca la zona en poco más de una hora, esta vez llevan ya casi un día entero y no han podido sacarla toda». Otra de los puntos que sale mal parada en cada temporal es Les Marines, allí el agua se tragó ayer las playas, una vez más, e incluso provocó algunos socavones entre la arena y las aceras cercanas a la playa tumbando algunas paletas e incluso postes de luz. Los bomberos también tuvieron que achicar varios garajes y locales que quedaron inundados.

Otro punto del litoral que también sufrió el domingo daños a causa del temporal fue el paseo ecológico que va desde la playa de la Fustera, Benissa, donde se produjo un desprendimiento de tierra.

Daños en la cosecha

En cuanto a la zona del interior, la Vall de Laguar, Ebo y la de Gallinera han llegado a los 200 litros. El agua ha provocado cortes de camino por desprendimientos de rocas y también ha provocado daños en la cosecha de la cereza. Y en Gata de Gorgos, la lluvia inundó la sala de bombeo de la zona de Rompudetes, que quedó sin suministro de agua potable.

  • 350

En el municipio de Xàbia se han registrado entre el domingo y el lunes más de 350 litros por metro cuadrado. Datos similares a los de Dénia y otros puntos del interior como la Vall de Laguar, Vall d'Ebo o la Vall de Gallinera, donde también se han producido cortes de caminos.