La presencia del 'Lady Moura' en Dénia puede impulsar la llegada de yates de lujo

El yate de lujo 'Lady Moura, a su llegada al puerto de Dénia. / E. M.
El yate de lujo 'Lady Moura, a su llegada al puerto de Dénia. / E. M.

Esta embarcación valorada en 200 millones permanecerá varias semanas con más de 50 tripulantes mientras se realizan trabajos de mantenimiento general

R. GONZÁLEZDÉNIA.

El 'Lady Moura, uno de los yates más caros del mundo valorado en 200 millones, atracó el sábado en Dénia y tiene previsto permanecer allí durante varias semanas. El motivo, según explicó ayer el gerente de Varadero Port Dénia, Albert Morell, es que se van a realizar trabajos de mantenimiento. La presencia de esta lujosa embarcación puede impulsar la llegada de más 'gigayates'. Así lo espera el representante del varadero.

Este barco, propiedad del empresario saudí Nasser Al-Rashid y con 105 metros de eslora, suele estar en aguas del principado de Mónaco y cuando pasa la temporada estival llega el momento de hacer una parada técnica para revisar su estado y llevar a cabo las actuaciones necesarias para que pueda seguir funcionando a pleno rendimiento. Es la primera vez que este gigantesco yate acude a Dénia para ese chequeo. Según avanzó Morell, se quedar cerca de un par de meses, en función de los trabajos que se tengan que hacer. De momento se está examinando.

El gerente de la empresa incidió en lo beneficioso que puede resultar la presencia de esta embarcación. Por un lado, puede convertir a la capital de la Marina Alta en un punto de reparación de estos grandes yates. Según explicó, el 'Lady Moura' fue el primer barco importante que fue a Palma de Mallorca y después «muchos le siguieron porque él había estado allí». Por ello, si los dueños quedan contentos, esta presencia en Dénia podría abrir la puerta a la llegada de otros que siguieran su estela.

El gerente de Varadero Port Dénia remarca los beneficios económicos que reportará a las empresas

También repercutirá en el aspecto económico, ya que supondrá más ingresos para las empresas implicadas en las labores de mantenimiento, lo que puede derivar en la creación de puestos de trabajo.

Además, este yate no ha llegado de vacío, sino que hay más de medio centenar de tripulantes, un personal que aprovechará su estancia para comprar en los comercios de la zona y para degustar su gastronomía.

Desde su llegada, el 'Lady Moura' ha levantado mucha expectación entre las personas que pasean por el paseo de la fachada marítima debido a sus grandes dimensiones. Numerosos curiosos se acercan a la zona donde está atracado para verlo de cerca. Pero luego, cuando quieren hacerle una foto, se tienen que alejar si quieren que salga entero.