La Plataforma de la Sanitat Pública desvela la auditoria ciudadana en la Marina Alta

La Plataforma de la Sanitat Pública desvela la auditoria ciudadana en la Marina Alta

El documento apunta que el pliego de condiciones se hizo «a medida de los adjudicatarios» y lamenta que la Conselleria de Sanidad no haya publicado los resultados

R. GONZÁLEZ

La Plataforma en Defensa de la Sanitat Pública Marina Alta ha hecho públicos los resultados de la auditoría ciudadana realizada al Departamento de Salud de Dénia en vista de que la conselleria no los ha hecho públicos. Según sus representantes, el pasado 8 de enero le remitieron el informe con la petición que de le diera difusión y lo trasladara a Les Corts. Sin embargo, nada se había hecho pese a que respondía a una moción a instancias de Podemos, y que fue aprobada en noviembre de 2015, en la que también se requería también una inspección económico-financiera y del grado de cumplimiento de obligaciones o compromisos adquiridos.

El documento elaborado recoge una decena de conclusiones. Entre ellas apuntan que los pliegos de condiciones de la concesión «se redactaron a medida de los adjudicatarios», que los términos del contrato han ido cambiando y que no hay mecanismos normalizados de control. Además incide en que no hay evidencia científica que el modelo aplicado (Alzira) sea más eficiente porque no se incluyen las «externalidades», no se ha practicado ninguna liquidación desde 2009, no se tiene en cuenta el coste de la expropiación de terrenos o los costos de duplicidad de profesionales.

El balance también hace hincapié en que el modelo no ofrece equidad debido a la baja ratio de personal no facultativo y la fuga de especialistas. En ese sentido, pone de relieve que se crea una brecha entre los trabajadores del sistema sanitario público y que Dénia se ha convertido en «lugar de paso» de profesionales por las peores condiciones laborales, lo que se traduce en una gran rotación de hasta el 50% del personal facultativo.

Otra conclusión es que se han producido numerosos incumplimientos de contrato, tanto por parte del adjudicatario como por parte de la conselleria, entre ellos la no construcción del segundo centro de salud de Dénia o la ampliación del de Calp. Y subraya que el sistema se implantó sin buscar un consenso social y sin aplicar la legislación vigente.