Muere envenenada una testigo clave en un juicio contra Berlusconi

Fotografía de archivo que muestra a la modelo marroquí Imane Fadil (i) a su llegada a testificar a un tribunal en Milán (Italia)./EFE
Fotografía de archivo que muestra a la modelo marroquí Imane Fadil (i) a su llegada a testificar a un tribunal en Milán (Italia). / EFE

La modelo Imane Fadil, de 34 años, falleció supuestamente por un cóctel de sustancias radioactivas | Fue una de las participantes en los 'bunga-bunga', las bacanales que organizaba el magnate

DARÍO MENORCorresponsal. Roma

El envenenamiento con una mezcla de sustancias radioactivas podría ser la causa de la muerte de Imane Fadil, joven de origen marroquí de 34 años que fue uno de los testigos clave en el juicio contra el cuatro veces primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, por las bacanales que organizaba en su casa de Arcore, a la afueras de Milán. Fadil falleció el pasado 1 de marzo, aunque la noticia no se hizo pública hasta el pasado viernes cuando el fiscal jefe de Milán, Francesco Greco, anunció la apertura de una investigación por un posible caso de homicidio voluntario. El cuerpo será sometido a una autopsia. Según Paolo Sevesi, abogado de la joven, que trataba de ganarse la vida como modelo, ésta tenía miedo de «haber sido envenenada». El ex 'Cavaliere' lamentó este sábado su muerte, pero aseguró que nunca la había visto ni hablado con ella.

Fadil ingresó en un hospital de Milán el 29 de enero con fuertes dolores de estómago y pasó durante un mes un auténtico «calvario» hasta que se produjo su fallecimiento, según explicó Greco, quien reconoció que se habían encontrado «diversas anomalías» en el informe médico. 'La Repubblica' informó de que entre las sustancias con que se habría envenenado Fadil estaba el cobalto. Formaba parte de un coctel muy raro «del que son expertos en Rusia», aseguró una fuente sin identificar al citado diario, que habló de posibles problemas psicológicos de la muchacha. Otros medios locales señalaron por su parte que la Fiscalía no descarta que la muerte se produjera por un caso de autolesionismo.

El enlace entre Fadil y Berlusconi vino por Lele Mora, agente de la chica y amigo del magnate. Mora era uno de los encargados de llevar prostitutas y aspirantes a estrellas de la televisión a las bacanales de Arcore, los famosas 'bunga-bunga', aunque el líder de Forza Italia siempre aseguró que se trataba de «veladas elegantes» en las que, como mucho, hacían «concursos de 'burlesque'». Fadil participó en aquellas fiestas y testificó en 2012 en el proceso por el 'caso Ruby', bautizado así debido al alias de Karima el Mahroug, 'Ruby Robacorazones', la prostituta de origen marroquí con la que el político mantuvo relaciones sexuales cuando era menor de edad en uno de los 'bunga bunga'. El Tribunal Supremo lo absolvió en 2015 de las acusaciones de prostitución infantil y abuso de poder al considerar que no tenía por qué saber la edad de 'Ruby', aunque confirmó que hubo sexo de pago entre Berlusconi y la muchacha.

En aquel proceso varios testigos habrían recibido ingentes cantidades de dinero para apuntalar la versión del magnate de que se trataba sólo de «veladas elegantes» y no había sexo de por medio. Aquellas mentiras propiciaron un nuevo juicio, conocido como 'Ruby Ter', en el que Fadil quiso constituirse como parte civil, pero el tribunal lo rechazó. La joven habría escrito su versión de los hechos en un libro aún sin terminar que ha sido requisado por los investigadores. El 'caso Ruby' ya se vio sacudida por otra muerte el pasado diciembre con el suicidio de Egidio Verzini, antiguo abogado de Karima el Mahroug, quien dijo que ésta recibió 5 millones de euros de Berlusconi.

Más información: