La polémica de las tallas: así le quedan los vestidos a las modelos y a las mujeres en la calle

Zara

La modelo 'curvy' neoyorkina Katie Sturino lanza el movimiento #MakeMySize para reivindicar las tallas grandes

LAS PROVINCIAS

La polémica de las tallas toca de nuevo a Zara. El causante; un vestido camisero con estampado de pañuelo que lució la actriz Miriam Giovanelli ('Velvet') en la gala Starlite de Marbella.

El conjunto, que tiene un precio de 50 euros, se agotó rápidamente convirtiéndose en la nueva prenda viral del gigante textil de Inditex.

Pero más allá del éxito (un boom que la firma ya consiguió con su famosa cazadora biker en color mostaza), este vestido ha provocado críticas por no distribuir tallas grandes.

La bloguera neoyorquina Katie Sturino, que logró hacerse con uno de los vestidos, mostró en su Instagram la frustración al no poderse poner el conjunto.

«@Zara está en el top de la lista #MakeMySize. Me han hecho sentir mal en los probadores durante años. De hecho, dejé de intentarlo hace 6 años. Fui hoy y el mismo trato. Es una XL y no puedo bajar mis brazos, mucho menos tratar de cerrar la parte delantera», ha escrito junto la imagen.

Así nació el 'hashtag' #MakeMySize, de la mano de Sturino, que comenzó a ser conocida porque comenzó a imitar los looks de las famosas pero en talla curvy.

Ordered an XL. Nailed it. 😂 #effyourbeautystandards #thick #thickthighssavelives #makemysize

Una publicación compartida de Melissa Goss (@kokoberryfinn) el

How much do you love this @priyankachopra look? Such a good style for ANY body! #SuperSizeTheLook

Una publicación compartida de Katie Sturino (@the12ishstyle) el

#SuperSizeTheLook with Keri Russell 🌟 I love this style! What do you guys think?

Una publicación compartida de Katie Sturino (@the12ishstyle) el

Un capítulo más en la polémica de las tallas que envuelve al mundo de la moda. En abril de este mismo año, la humorista canaria Omayra saltó a los medios de comunicación por realizar públicamente un petición personal a Amancio ortega, propietario de Inditex. «Amancio Ortega, te hago esta petición con el corazón en un puño, arrastrado y pisoteado. Yo quiero ponerme un pantalón de tus tiendas y no puedo, Amancio, no puedo porque tengo el culo gordo... A ver si a él le da por aumentar un pizquito el tallaje de sus pantalones porque yo me los quiero poner, Amancio, porque son bonitos, pero no puedo porque tengo un culo grande, Amancio. Entiendo que hagas tallajes para gente normal que tiene una 38 y que hace deporte porque creen en la vida saludable. Pero yo, como soy una gansa, un pizquito más de tela que tú le añadas a un pantalón a mí y a 300 mujeres seguramente, nos quedaría fantástico, Amancio».

Omayra: «El pantalón, Amancio, céntrate [...] Un vaquero normal, una tela vaquera, Amancio. Un pizquito más de tela».
Omayra: «El pantalón, Amancio, céntrate [...] Un vaquero normal, una tela vaquera, Amancio. Un pizquito más de tela».

Días después, Inditex atendió a la petición de Omayra. La firma Zara introdujo en sus nuevos modelos de camisas y vestidos hasta la talla XXL. Omayra insistió: «El pantalón, Amancio, céntrate [...] Un vaquero normal, una tela vaquera, Amancio. Un pizquito más de tela».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos