La policía blinda el centro de Valencia: los controles de alcohol, velocidad y drogas que habrá en la noche de Halloween

La policía blinda el centro de Valencia: los controles de alcohol, velocidad y drogas que habrá en la noche de Halloween

El dispositivo se amplía a los barrios e incluye controles de velocidad, alcoholemia y vigilancia en las calles declaradas Zona Acústica Saturada y otros que serán 'sorpresa'

LOLA SORIANO VALENCIA.

La Policía Local de Valencia ha preparado un amplio dispositivo para poder evitar los comportamientos incívicos en la noche de Halloween prevista para hoy. Los agentes no sólo han previsto desplegarse en el centro histórico, o en puntos ya habituales como Benimaclet, sino que han ampliado el operativo a un buen número de barrios.

El dispositivo estará integrado por 171 agentes, uno más que el pasado ejercicio. Todos ellos velarán para que la noche discurra con la mayor tranquilidad posible, aunque ya ayer comenzaron con los trabajos preventivos. A las 8 de la mañana de ya comenzaron a instalar 205 vallas y hoy ubicarán contenedores en la plaza de la Virgen, en la plaza de la Reina, así como en la plaza del Carmen. Y es que el centro se blindará para prevenir actitudes incívicas de los participantes en esta fiesta.

Se han establecido controles y dispositivos en:

- la plaza del Carmen

- plaza de España

- en la zona de la Cruz Cubierta

- plaza del Ayuntamiento

- en la zona de la plaza del Doctor Landete

- en Barón de Cortes.

- en el paseo marítimo

- en la plaza de Benimaclet

- el solar de Lliri Blau; en Blasco Ibáñez

- Tarongers

- Plaza de la Virgen

- Plaza de la Reina.

Los 171 agentes harán inspecciones de locales públicos y de actividades recreativas

También habrá dispositivos estáticos de control de velocidad, alcoholemia, estupefacientes, seguridad ciudadana y documentación en distintos accesos y salidas que marquen los mandos, pero que no se han avanzado.

Y los agentes también realizarán inspecciones de establecimientos públicos y actividades recreativas con especial incidencia en áreas declaradas como Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS), como la zona de Xúquer, antiguo Woody, plaza del Cedro y el Carmen y en locales donde se tenga conocimiento de la celebración de espectáculos para el control del aforo o presencia de menores.

El objetivo, según detalla la concejal de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, es «minimizar el impacto que Halloween pueda tener entre los vecinos porque se trata de una fiesta que cada año convoca a más personas y hay que garantizar el derecho al descanso. Apelamos a la responsabilidad de todos».