Una falla del XIX por los dos años del Patrimonio de la Humanidad

Una falla del XIX por los dos años del Patrimonio de la Humanidad
Lola Soriano

LOLA SORIANO

Charlas sobre indumentaria e historia, pasacalles, traca, música, la 'estoreta velleta' y una cremà. Fueron los ingredientes que preparó este sábado la concejalía de Cultura Festiva para festejar el segundo aniversario de la declaración de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

En esta ocasión, se viajó a los orígenes de la fiesta, ya que se realizó la plantà de una falla de l'antigor (siglo XIX) en la plaza de la Santa Cruz del barrio del Carmen, lugar originario de las Fallas.

Se reprodujo un monumento que ya vio la luz en 1895 en la calle Linterna, a cargo de los artistas Marisa Falcó y Paco Pellicer. Se trataba de un cadalso de aproximadamente un metro cuadrado decorado con motivos inspirados en la cerámica valenciana.

Como remate, una labradora –que representaba a Valencia– ayudada por un obrero y un industrial, mientras la banca le daba la espalda. En la plaza también hubo otros elementos decorativos y varias comisiones colocaron carteles informativos sobre las Fallas.

 

Fotos

Vídeos