Rosa pétalo y oro antiguo para los espolines de las falleras mayores

Indumentaria que lucieron anoche Marina Civera y Sara Larrazábal para la Crida. / jesús signes
Indumentaria que lucieron anoche Marina Civera y Sara Larrazábal para la Crida. / jesús signes

Marina elige el dibujo 'Reina' de la Compañía Valenciana de la Seda y Sara apuesta por 'El Postiguet' de Vives y Marí

L. SORIANO

Colores vivos y a juego con los ramos. Esa fue la apuesta de las falleras mayores de Valencia para la Crida de 2019. Marina Civera escogió una tonalidad rosa pétalo para su indumentaria y Sara Larrazábal se decidió por un tono en oro viejo.

En ambos casos se trataba de tejidos de espolín realizados para la ocasión y que tenían mucha historia detrás. La tela de la fallera mayor de Valencia pertenece a un cartonaje clásico del archivo histórico de Rafael Catalá. El nombre del dibujo es 'Reina', un motivo que no se había lucido para un día tan importante como la Crida desde hacía 20 años.

El tejido ha sido creado por la Compañía Valenciana de la Seda y la confección fue obra de la indumentarista Amparo Fabra. El espolín en tono rosa pétalo lleva 25 colores de trama, con dos verdes diferentes y cuatro metales; metal brescado oro y plata; metal glaseé que es una combinación de oro entorchado con plata; y metal oro viejo . Las manteletas son de Hijas de Carmen Esteve bordadas sobre tejido de nipis y tul en seda y metal dorado con lentejuelas. Y el aderezo de Art Antic.

El espolín de Sara era de Vives y Marí en un tono oro viejo. El dibujo lleva por nombre 'El Postiguet' y combina 56 colores y tres metales. En este caso, el indumentarista responsable es Eduardo Cervera, que apostó por un cuerpo de manga larga del siglo XVIII.

Las manteletas son de Artesanía Viana bordadas en tul de seda y nipi en color crudo y con lentejuelas doradas puestas a mano.

El aderezo lleva la firma de Daniel Bada, inspirado en las joyas de la corona del siglo XVIII en cristal verde esmeralda y perlas cultivadas.

Las peinetas son de Mes que pintes con el escudo de la ciudad y con sus iniciales y en las peinetas laterales llevaba las llaves de la ciudad.