'Mig any' para plantar las fallas municipales de 2019

Montaje. Proceso de creación del pelo de la figura de La Paz e imagen de Latorre y Sanz en el taller. / damián torres
Montaje. Proceso de creación del pelo de la figura de La Paz e imagen de Latorre y Sanz en el taller. / damián torres

Los artistas PichiAvo visitarán en noviembre la Ciudad Fallera para dar los primeros toques de color y grafiti a los personajes | El taller de Pepe Latorre y Gabriel Sanz comienza el reto de montar puzles de marquetería con miles de piezas que darán forma a figuras clásicas

LOLA SORIANOVALENCIA.

Las comisiones y agrupaciones de falla están celebrando estos días que quedan ya sólo seis meses para las Fallas de 2019 y en los talleres de los artistas en general, y en particular en los que firman las fallas municipales, ya se trabaja a toda máquina para cumplir el calendario del proceso constructivo.

En la Ciudad Fallera, en la nave de Pepe Latorre y Gabriel Sanz, los artesanos sonríen demostrando que están realmente orgullosos del trabajo que llevan entre manos. El pasado año dejaron el listón muy alto con los polígonos multicolor que tuvieron que encajar para dar forma al diseño que identifica la obra de Okuda San Miguel y, ahora, se enfrentan de nuevo a la frase '¡Más difícil todavía!', que dirían en el circo.

Latorre y Sanz son unos artistas a los que no les asustan los retos, sino que más bien al contrario. Ahora tienen que resolver varios puzles de proporciones colosales, ya que tienen que montar miles de piezas de marquetería para dar relieve a las figuras clásicas inspiradas en la obra del comediógrafo Aristófanes.

La iniciativa combinará la madera con el cartón piedra para reducir el uso del corcho

Si el proceso de encajar las maderas será laborioso, también duro ha sido el trabajo que parece que no se ve, es decir, el de diseñar cada pieza y numerarla para saber posteriormente dónde se tiene que ubicar.

De hecho, Latorre y Sanz, detallan que «hemos tenido dos meses de trabajo previo al montaje que ahora comienza a tomar forma. Es importante planificarlo bien porque hay que calcular dónde va cada pieza y hay que numerarlas».

En el taller de estos artesanos están centrados ahora en la creación de la figura femenina de La Paz que coronará la falla. Sólo el rostro de la fémina mide más de tres metros y si se suma el pelo, alcanzará los cuatro metros. Según detallan Latorre y Sanz la cara de esta mujer llevará más de 2.000 piezas de madera ensambladas en un gran costillar y cada madera se incluyen anotaciones como la posición que ocupa y el color que tendrá una vez terminado el proceso. «La cabeza de esta figura puede pesar perfectamente casi 500 kilos», describen los artesanos.

El montaje que se está efectuando ahora como mínimo precisará de una semana y también está siendo laborioso la colocación de las láminas de madera o vareta que completarán todo el pelo de La Paz. «Como lleva como peinado un recogido, hay mechas que van en una dirección distinta a otra y habrá que hacer lo mismo con la vareta», indican. Para completar este proceso tan meticuloso se dedicarán en cuerpo y alma cuatro artesanos del taller.

Además, todas las tiras irán muy juntas «para facilitar la tarea de pintura a los artistas Pichiavo y así tener una continuidad en este gran lienzo en tres dimensiones», según argumentan Latorre y Sanz.

Los valencianos PichiAvo, con los que han creado un equipo para la falla municipal de 2019, ya han mostrado su arte dando una nueva vida a edificios enteros, reinterpretando muros, como es el caso de la fachada trasera de las naves de la Ciudad Fallera o incluso dando un enfoque atrevido a otros soportes como contenedores, pero ahora irán más allá convirtiendo la propia falla en el lienzo que tendrá que impresionar a los visitantes de la falla.

PichiAvo pintarán sobre las piezas de madera y vareta que compondrán las figuras clásicas «y seguramente sobre el mes de noviembre ya vendrán a dar los primeros toques de color», indican Latorre y Sanz.

La apuesta fuerte de este proyecto será la fusión entre el mundo clásico y la modernidad artística de la pintura. «Vamos a dar una vuelta al tema de la vareta para que PichoAvo tengan un buen soporte a la hora de pintar. El grafiti que se realice estará en 3D. Será muy visual», adelantan los artesanos.

Como la falla bautizada con el nombre de 'Procés creatiu' está inspirada en el griego Aristófanes, no faltarán personajes como Poseidón, una estatua que simbolizará el mar y el carácter mediterráneo y que precisamente mirará, una vez esté dispuesta en la plaza del Ayuntamiento, hacia la calle de las Barcas. También se podrá identificar a Hermes, el dios mensajero que vendrá a representar al comercio.

Centenario del Valencia

Como anécdota, cabe destacar que en las bases de la falla habrá un guiño al Valencia C. F., equipo que se encuentra inmerso en la celebración de su centenario. «No vamos a descubrir de qué manera lo vamos a representar porque será una sorpresa para todos los que visiten la falla», argumentan los artistas falleros.

En cuanto a los materiales, además de la madera y las tiras de vareta, también se empleará el cartón piedra. «Las manos y cabeza de figuras como Hermes o Poseidón irán en cartón piedra y también las alas de Hermes porque uno de los requisitos del concurso era reducir el uso del corcho», explican Latorre y Sanz.

En este proyecto también estará garantizado el ingenio y gracia «porque en las bases habrá ninots y será donde introduzcamos elementos de lo satírico y burlesco porque forman parte también de la comedia griega y de Aristófanes».

En cuanto a la apuesta de Latorre y Sanz de apoyarse en grandes diseñadores o artistas, recuerdan que con anterioridad han trabajado con el diseñador Ramón Pla, en Na Jordana, Exposición, Cuba-Literato Azorín y en la falla municipal de 2008.

También han firmado con el diseñador Carlos Corredera en Na Jordana y con Ortifus. El pasado año sorprendieron con Okuda y para 2019 se atreven con el arte urbano de PichiAvo, con los que han colaborado con la creación de una columna clásica de gran tamaño en una exposición que se pudo ver en Portugal. Además, tras la cremà del proyecto que crearon con Okuda han seguido colaborando con él con unas esculturas de la muestra 'No religions in the sky', con un santuario multicolor en Sevilla.

Más

 

Fotos

Vídeos