Mesa De Expertos - Smart Cities

Las 'smart cities' y la búsqueda de la felicidad cotidiana

Los participantes del debate sobre ciudades inteligentes./JESÚS SIGNES
Los participantes del debate sobre ciudades inteligentes. / JESÚS SIGNES
Distintas asociaciones, empresas y ayuntamientos debaten sobre los retos y deberes para conseguir ciudades inteligentes
REDACCIÓN

Sostenibilidad, eficiencia, planificación estratégica, conectividad, servicios y optimización de recursos son algunos de los conceptos que envuelven a las denominadas 'smart cities' o ciudades inteligentes. Pero ¿en qué consisten realmente estas ciudades? ¿Cuáles son sus principales retos en plena revolución tecnológica? Representantes de distintas empresas, organizaciones y ayuntamientos se reunieron la semana pasada para debatir esta cuestión en un evento organizado por LAS PROVINCIAS y patrocinado por Hidraqua, la empresa que gestiona el ciclo integral del agua en 78 municipios de la Comunitat Valenciana .

En los últimos años, son muchas las ciudades que se han subido al carro de este concepto, entre ellas Valencia, donde el proyecto comenzó hace casi una década. La principal conclusión a la que todos los asistentes llegaron es que estas 'smart cities' deben procurar la felicidad de los ciudadanos haciéndoles la vida más fácil y cómoda a través de la tecnología.

No obstante, admitieron que la definición es compleja, debido a que abarca múltiples campos de la gestión urbana. El director de Dinapsis, el centro tecnológico puesto en marcha por Hidraqua y el Grupo Suez hace ahora un año para gestión sostenible del agua y el territorio, Jorge Ballesta, describe 'la ciudad inteligente' como aquella que cumple necesidades del residente. «Hablamos de 'smart cities' y empezamos a hablar de territorio. Depende de donde se ponga el foco, nos podemos centrar en un aspecto u otro. Supone que haya una evolución de todos y cada uno de los servicios», apunta. Por su parte, el presidente de Avaesen, Marcos Lacruz, puso el foco en la necesidad de que haya un ente coordinador para estos proyectos. «La smart city en definitiva busca una mejor vida de los ciudadanos y la energía tiene mucho que decir en ese sentido», indica.

«Una ciudad inteligente tiene que ser innovadora. El objetivo es cubrir necesidades actuales de nuestra generación pero también estar preparadas para las futuras», señala, por otro lado, el jefe de la Oficina de Ciudad Inteligente del Ayuntamiento de Valencia, Ramón Ferri, quien asegura que en Valencia «vamos por buen camino». En la misma línea también lo ve Andrés Campos, concejal del Ayuntamiento de Torrent, quien considera que «no es sólo cuestión de gestores, sino que es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos». Y, del mismo modo, Jordi Azorín, director de Hidraqua de Valencia y Castellón, apunta que 'smart city' tiene que ver con que la gestión sea mejor y eficiente, una gestión que va desde el consumo eléctrico hasta al transporte. «Necesitamos a alguien que nos coja a todos y nos ordene para ser más eficaces», añade Azorín.

Pero más allá de la definición de lo que debería ser una 'smart city', los asistentes pusieron sobre la mesa cuáles son los principales desafíos. Victoria Majadas, gerente de Cellnex Telecom, asegura que todos los ayuntamientos deberían plantearse un proyecto de 'smart city' y sitúa «la gestión del agua y el gasto eléctrico» como «las principales que hay que abordar». Por otro lado, llama a la necesidad de conseguir una tecnología accesible para que toda la población pueda beneficiarse: «hay que pensar en tecnología fácil, sobre todo por las personas más mayores que no pueden quedarse fuera».

Otro de los desafíos más señalados es el de cómo la tecnología puede ayudar a reducir la contaminación. «Hay muertes prematuras por contaminación de las ciudades. El apartado energético es una prioridad en ese sentido. Por otro lado, hay una demanda de transporte eléctrico que no se está cumpliendo», sentencia Lacruz.

Pero, sin lugar a dudas, el principal problema señalado por todos los participantes es la necesidad de que existiera una plataforma que aúne todos los servicios prestados por una ciudad inteligente y que sirva de ente coordinador para el municipio. «Es necesario protocolizar a través de una plataforma en la que estemos implicados todos los agentes y en la que podamos tener un entorno común para que si yo tengo un problema en un servicio de agua, que otro agente local pueda saber que yo tengo ese problema en tiempo real», indica Ballesta, quien añade que la ciudad «debe ser resiliente y estar preparada» para cualquier cosa que puede desestabilizar al municipio. En el mismo sentido, Jesús Suso, director territorial de Vodafone, sostiene que «hay que crear plataformas que sean universales, accesibles para todos los ayuntamientos y que busque la competitividad». «Un reto es hacer democrático este concepto de la ciudad inteligente», añade Suso.

Pensar en el ciudadano

El leit motiv que centró el debate fue la necesidad de que las administraciones y las empresas piensen de manera pragmática en cómo todos los avances tecnológicos tienen un impacto real en la vida cotidiana del ciudadano. «En el fondo, hasta ahora se han buscado soluciones verticales, en lugar de analizar los problemas de cada pueblo y buscar su solución. Hay que verlo de manera horizontal», explica Pedro Pernías, director general de Tecnologías de la Información de la Generalitat. Suso coincide con dicha afirmación: «no podemos caer en el riesgo de la verticalización y de olvidarnos del bien del ciudadano».

Asimismo, el responsable de Smart City en Hidraqua, Antonio Sánchez, hace una reflexión en la que cuenta que el fin último de toda persona es ser feliz y que, por tanto, ese debe ser el objetivo de una ciudad inteligente. «Cuando haces un estudio sobre la felicidad de una ciudad, ves que se basa en parámetros como la educación, calidad del aire, sostenibilidad, una buena movilidad... ¿Por qué cuando tomamos decisiones no pensamos como vecinos y vecinas?», sostiene.

«La felicidad es hacer la vida más fácil», pronuncia bajo la misma idea Raquel Huete, directora general de Turismo de la Generalitat, quien apunta a la importancia de que un destino esté bien equipado y conectado para atraer a un mayor número de visitantes. «Un turista busca comodidades y la tecnología ayuda a ese bienestar», añade.

En un sentido más práctico otra cosa directa que podemos darle al ciudadano es una app que permita al ciudadano saber cuando llega el próximo bus, si hay una bici disponible, saber en qué puntos de Valencia tiene una parada de transporte público a menos de 300 metros

Una cuestión que tampoco pasó desapercibida entre los participantes del debate fue el modelo de gestión de estas ciudades. «La organización público-privada y ciudadana es vital», apunta Sánchez, a quien se suma también Huete al determinar que «todos los actores del sistema deben estar implicados en la gobernanza». Por otro lado, Majadas y Sánchez destacan a España y Valencia como referentes en ciertos ámbitos, como en la gestión del agua. «El 75% del agua reutilizada en toda Europa es de la Comunitat», subraya Sánchez.

«La organización público-privada y ciudadana es vital» | «Somos referentes en gestión del agua. El 75% reutilizado en Europa se hace aquí» toni sánchez - responsable de Smart City de Hidraqua

«El apartado energético es una prioridad ante la contaminación» | «Hay una demanda de transporte eléctrico que no se está cumpliendo» marcos lacruz - Presidente de Avaesen

«Un turista busca comodidades y la tecnología ayuda a ese bienestar» | «Todos los actores del sistema deben estar implicados en la gobernanza» raquel huete - Directora general de Turismo

«No podemos caer la verticalización y olvidarnos del ciudadanos» | «Un reto es hacer democrático este concepto de la ciudad inteligente» jesús Suso - Director territorial de Vodafone

«'Smart city' tiene que ver con que la gestión sea mejor y eficiente» | «Necesitamos un coordinador que nos ordene» jordi azorín - Director de Hidraqua de Valencia y Castellón

«Para las ciudades inteligentes las telecomunicaciones son esenciales» | «Hay que analizar la necesidad de cada pueblo y buscar su solución particular» pedro pernías - Director general de Tecnologías de la Información de la Generalitat

«Se debe crear una plataforma para poner en común a todos los agentes» | «Apuesto por ciudades resilientes, preparadas ante cualquier cambio» Jorge ballesta - Director de Dinapsis

«No es sólo cuestión de gestores, sino de mejorar la calidad de vida» | «La gestión debe estar englobada dentro de un plan estratégico» andrés campos - Concejal en Torrent

«Vamos por el camino correcto. La clave es la estrategia» | «El objetivo es cubrir necesidades actuales pero también futuras» ramón ferri - Jefe de la Oficina de Ciudad Inteligente de Valencia

«El agua y el gasto eléctrico son las prioridades que hay que abordar» | «España está ejerciendo un papel de liderazgo en 'smart cities'» victoria majadas - Gerente de Cellnex Telecom

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos