Popular y Santander animan a las pymes a salir al exterior

Desayuno coloquio del Banco Popular y LAS PROVINCIAS. damián torres/
Desayuno coloquio del Banco Popular y LAS PROVINCIAS. damián torres
Las entidades invitan a las compañías valencianas a entrar en nuevos mercados para consolidar su negocio y ganar competitividad
REDACCIÓN

En tiempos de crisis, fueron muchas las empresas que, ante el dramático escenario económico que se cernía sobre el mercado nacional, apostaron por aventurarse a otros países. Una decisión motivada por la necesidad de sobrevivir. A día de hoy, con unos datos de exportación de récord en la Comunitat Valenciana, las ventas en el exterior ya no son una alternativa, sino una vía fundamental para el éxito. Asimismo lo constataron ayer desde Banco Popular y Santander en el Encuentro Empresarial que organizaron en colaboración con LAS PROVINCIAS en el Hotel Balneario Las Arenas, donde cerca de 200 personalidades del tejido empresarial valenciano pudieron compartir inquietudes e informarse sobre las perspectivas del comercio global y del mercado financiero.

Ambas entidades trasladaron ayer a los asistentes la necesidad de que las compañías, por pequeñas que sean, den el salto al negocio internacional como mecanismo para consolidar su negocio y ganar competitividad. Sin embargo, son muchas las dudas que surgen entre las firmas, algunas de las cuales fueron ayer expuestas ante el director de Negocio Internacional de Santander España, Jaime Uscola, y el director de Banca Mayorista de Popular Grupo Santander, Asier González.

¿A qué país me conviene ir? ¿Recomendarías a una empresa instalarse en Reino Unido pese al 'Brexit'? ¿Qué visión hay sobre la política de aranceles en Estados Unidos? ¿Cómo van a evolucionar los tipos de interés? Estas fueron varias de las cuestiones principales que, desde el Banco Popular y Santander, fueron abordadas con el objetivo de ayudar a las mercantiles a tener una visión de mercado más clara que les permita cruzar las fronteras, o bien instalarse en otros países.

Exportación como forma de vida

«Más del 98% de la capacidad de compra está fuera»

El director de Negocio Internacional de Santander España, Jaime Uscola, fue contundente con respecto a la necesidad de la exportación: «Más del 98% de la capacidad de compra está fuera». Con esta afirmación, Uscola quiso dejar patente que las ventas en el exterior, a día de hoy, son una forma de vida para las empresas, independientemente de su tamaño. «El tamaño medio de la empresa exportadora ha bajado. Eso es una buena notici,a ya que supone que las empresas tienen claro que los clientes están fuera», afirmó tras recordar que las exportaciones en 2017 alcanzaron el 34% del PIB nacional y que el número de empresas que venden al exterior ha crecido un 60% desde el inicio de la crisis. «Una de las ventajas de una empresa exportadora es la capacidad de ganar competitividad. Cuando salimos al exterior competimos con otros y eso, a su vez, incrementa nuestro know-how», declaró.

En el mismo sentido, Uscola hizo hincapié en la internacionalización. «No es lo mismo exportar que instalarse en otro país. También se está produciendo un incremento de la internacionalización. Desde Banco Popular, ahora con la potencia del Banco Santander, podemos ayudar en ese proceso», remarcó ante los asistentes.

Sin embargo, no son pocas las incertidumbres que se derivan del panorama geopolítico e internacional y que, en muchos casos, frenan los ánimos de los empresarios. El 'Brexit' y el presidente norteamericano Donald Trump fueron dos elementos que no tardaron en salir a la palestra. Por su parte, Uscola se encargó de disipar miedos al respecto pese a que tampoco restó importancia a la gravedad de algunos escenarios políticos y comerciales. «La semana pasada se cumplieron dos años del 'Brexit' y la realidad es que seguimos teniendo negocios de inversión directa. Además, podemos decir que en nuestra experiencia tampoco hemos tenido problemas con la exportación. Y la negociación no está teniendo impacto sobre la inversión directa. No obstante, sí recomendaría ir con un socio que te acompañe en todo el proceso. Nosotros estamos creciendo allí; tenemos un equipo para dar cobertura en el país a empresas españolas para resolverles cualquier tipo de incertidumbre o problema», especificó el experto.

En cuanto a las políticas proteccionistas del inquilino de la Casa Blanca, Uscola lamentó que dichas medidas son negativas para el comercio global, aunque también animó a los empresarios a ver las oportunidades que pueden brindar otros mercados alternativos ante el cierre protagonizado por Estados Unidos. «No es una buena noticia. Uno de los principales problemas es la guerra chino-americana y evidentemente no favorece el libre comercio. Pero también es verdad que brinda nuevas oportunidades en otros mercados. Hay que tener una adecuada planificación y saber captarlas», determinó.

Otra de las cuestiones giró en torno a cómo puede una empresa mantener sus ventas en un país bloqueado económicamente. Uscola respondió que no hay una fórmula concreta que sirva para cualquier localización del mundo. «Depende del país y de las herramientas e instrumentos que tengamos. Por nuestra parte, también diremos donde no nos meteríamos», contó el director de Negocio Internacional de Santander España, que aprovechó para animar a los asistentes a acercarse a la entidad con el objetivo de analizar posibilidades de negocio en el exterior.

La evolución de los tipos

«Que los tipos no suban no quiere decir que no lo hagan los precios»

El director de Banca Mayorista de Popular Grupo Santander, Asier González, abordó uno de los temas más candentes de la actualidad financiera mundial: la subida de tipos. El experto aseguró que las expectativas para el Banco Central Europeo (BCE) es que no suban los tipos hasta el verano que viene y que el Euribor se mantenga en los mismos niveles hasta final de año.

No obstante, advirtió de que los precios subirán. «La expectativa del mercado es que los precios estén cada vez más altos. El BCE no subirá los tipos, sin embargo, eso no quiere decir que no vayan a subir los precios», aseguró González, quien empezó la intervención contando que en los últimos años hemos visto cómo los bancos centrales han estado inyectando liquidez a las entidades financieras, que han llegado a multiplicar por cuatro sus balances. Sin embargo, esos estímulos se están dejando de aplicar debido a la mejora económica del entramado económico y financiero.

«En los últimos diez años, la bolsa americana estaba totalmente ligada con lo que hacía la Reserva Federal. A partir de 2015 y 2016, la Fed ya no inyectó más dinero y, sin embargo, la bolsa siguió creciendo de manera más sólida», relató el experto, quien posteriormente alertó sobre el riesgo de inflación, una preocupación, según González, para los bancos centrales.

«En Estados Unidos, la inflación está en niveles del 2%. Esto nos llevará a correcciones en los tipos de interés. Cabe añadir que la Reserva Federal siempre es más agresiva y ya tiene el tipo de interés de préstamos en el 2% y con subidas que pueden llegar al 3 o 3,25% para 2019», vaticinó el director de Banca Mayorista de Popular Grupo Santander.

Por contra, si los tipos bajan, se producirá una apreciación del euro, lo que perjudicará a las exportaciones, según subrayó González. Tanto si suben como si bajan, el experto no ignora otros elementos que añaden más incertidumbre como, por ejemplo, los eventos políticos en la Zona Euro, que en los últimos meses han sido protagonizados por Italia y España, así como los riesgos geopolíticos globales activos a día de hoy.

Ante este panorama, las empresas están apostando principalmente por tipos fijos pese a que eso les salga más caro actualmente. «Por ejemplo, hay compañías que han cambiado su porcentaje de préstamos y bonos para cubrirse de la subida de tipos», dijo el experto, que indicó a los asistentes que también existen vías para poner un techo a los tipos variables en caso de que se disparen los tipos.

Otra cuestión sobre la que González puso el foco fue el impacto de las divisas, un factor fundamental para cualquier empresa exportadora. «Cada vez más, las empresas exportan y con ello surge un nuevo riesgo que puede suponer un coste muy elevado. En términos de resultado antes de impuestos, las diferencias de cambio presentan un rango de oscilación entre el restarle un 25% y sumarle un 10%. El impacto es muy fuerte. Desde abril, el euro ha caído un 16% respecto al dólar. Es muy importante gestionar bien este escenario», señaló.

Por lo que respecta a la visión a tres meses del euro, González indicó que esta moneda se debería recuperar. «Lo normal es que estuviera en 1,22 ahora, pero los riesgos políticos en Italia y España también han hecho que caiga al 1,16. El dólar esperamos que se mantenga», sentenció.

Una de las cuestiones planteadas a González consistía en cuáles son las perspectivas para las tesorerías de las empresas teniendo en cuenta los tipos de interés. «Yo trataría de invertir en productos donde tengas suelo cubierto y con liquidez rápida. Iría a fondos donde pudieras rescatar pronto el dinero o bien a depósitos estructurados, donde puedas tener el 100% del capital garantizado aunque la rentabilidad sea baja», aconsejó.

Por otra parte, uno de los asistentes preguntó si tiene sentido cubrir el riesgo del tipo de interés cuando todavía queda un año para que suban los tipos. «Depende del plazo que tenga esa deuda. Si la vas a devolver rápido no tendría sentido, pero si el repago o subyacente de esa deuda van a ser cinco, diez o veinte años, sí que tiene sentido tener alguna cobertura», respondió el experto, quien, a pesar de las incertidumbres del panorama financiero y geopolítico, animó a los empresarios valencianos a buscar con la entidad fórmulas y estrategias para abrir fronteras con el mínimo riesgo.

Fotos

Vídeos