Valerio insiste en que aprobarán cambios en la reforma laboral «antes de agotar la legislatura»

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, conversa con el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban. / Efe

El PP le pide que no la toque mientras que el PNV avisa de que no apoyarán sus decretos si no comparten el contenido íntegro

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

El Ministerio de Trabajo mantiene su intención de modificar por Real Decreto algunos aspectos de la reforma laboral aprobada por el PP en 2012, tal y como adelantó hace unos días este periódico. Así lo volvió a reiterar hoy la ministra Magdalena Valerio durante el cara a cara que mantuvo con la portavoz de En Marea, Yolanda Díaz, durante la sesión de control del Congreso.

«La reforma laboral, no se preocupe, que todavía está la figura del decreto ley y la traeremos, y espero que ustedes la convaliden», aseguró Valerio, pese a que el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, había postergado esta promesa para la siguiente legislatura, al admitir que le «han quedado cosas en el tintero» como la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral del PP, y confió en poder retomarla tras las elecciones del 28 de abril.

Eso sí, la ministra reconoció que aún no sabe cuándo va a aprobarse dicho decreto. «No lo puedo decir porque todavía no lo sé», zanjó la ministra de Trabajo, mientras que fuentes gubernamentales descartan que sea este viernes, seguramente por el especial interés en tratar de lograr un consenso en esta materia, por lo que siguen manteniendo contactos con los agentes sociales (CEOE se opone frontalmente mientras los sindicatos exigen que la lleve adelante) y con los grupos parlamentarios para tratar de recabar apoyos para su convalidación. «Intentaremos sacar adelante las cosas con acuerdo, con diálogo, porque lo que queremos en que terminen en el Boletín Oficial del Estado», apostilló.

Lo que sí subrayó Valerio es que en el Congreso es que «este Gobierno no está en funciones, estará en funciones a partir del 28 de abril, hasta entonces estará funcionando», por lo que tiene «todavía posibilidad de legislar». Cuenta, por tanto, que el Consejo Permanente pueda seguir aprobando normas después de que el 5 de marzo las Cortes se disuelvan.

«Queremos hechos y no palabras», le contestó la diputada de En Marea, mientras desde el PP Carolina España le pidió que no modificara la reforma laboral porque, de hacerlo, España «puede volver a los seis millones de parados». A su vez, el diputado del PNV Íñigo Barandiaran recordó al PSOE que necesitan del visto bueno de su grupo para sacar adelante el Real Decreto y advirtió que «no vamos a dar ningún apoyo si no estamos de acuerdo en el contenido íntegro de esas iniciativas».

Las medidas que pretende aprobar el Gobierno y que ya habían acordado con los sindicatos es devolver la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, recuperar la ultraactividad de los convenios (es decir, que se prorroguen de forma automática mientras no se apruebe uno nuevo), implantar un registro diario de jornada en las empresas y limitar la subcontratación son esas medidas ya acordadas.