¿Cuánto subirá el gasóil con el nuevo impuesto?

sube el precio del diésel
Acción de protesta este jueves de Greenpeace en la fachada del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid. / EFE/Pedro Armestre

El incremento va a ser de 38 euros por cada mil litros de combustible: 3,3 euros al mes a cada usuario

EFE/EP

Siguen las malas noticias para los propietarios de vehículos con motor diésel. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha avanzado este jueves que la subida del impuesto al diésel que contempla el Gobierno va a significar un gasto adicional de unos 3,3 euros mensuales para el consumidor que haga unos 15.000 kilómetros anuales y tenga un vehículo con una antigüedad media.

En declaraciones a Radio Nacional, la ministra ha explicado que la subida va a ser de 38 euros por cada mil litros de combustible, al tiempo que ha insistido en que el incremento de precio del diésel no afectará a los profesionales del transporte. «Espero que no tenga una repercusión importante en el bolsillo del consumidor (...) va a ser su granito de arena para que nuestros nietos puedan disfrutar de un planeta verde», ha añadido Montero.

El precio del diésel escala a máximos

Y mientras tanto, el precio medio del litro de gasóleo ha escalado a nuevos máximos desde 2014, situándose en los 1,247 euros, tras encadenar su octava semana de subidas, según datos del Boletín Petrolero de la UE recogidos por Europa Press. En concreto, el litro de gasóleo, carburante cuya tributación pretende elevar el Gobierno, ha repuntado esta semana un 0,08% con respecto a la semana anterior

Este incremento en el gasóleo contrasta con el descenso registrado esta semana en el precio medio del litro de gasolina, que se ha situado en los 1,337 euros, tras caer un 0,22%. No obstante, el precio de este carburante se mantiene en máximos desde noviembre de 2014.

Con respecto a principios de año, el litro de gasolina es un 7,6% más caro, mientras que en el caso del gasóleo marca un precio un 8,8% superior. De esta manera, a los actuales precios, llenar un depósito de 55 litros de gasolina cuesta más de 73,5 euros, lo que supone unos 5,22 euros más que a principios de año. Para el caso del gasóleo, el llenado de un depósito de 55 litros supone para el consumidor 68,58 euros, unos 5,55 euros más con respecto a enero.

«El vehículo diésel contamina y debe desaparecer»

A pesar de las subidas experimentadas por la gasolina y el gasóleo, la gasolina es más barata en España que en la media de la UE y la zona euro, donde el precio medio de venta al público del litro de combustible Euro-Súper 95 se sitúa en 1,484 euros y 1,53 euros, respectivamente, mientras que el litro de gasóleo cuesta 1,382 euros en la media de la UE y 1,385 euros en la eurozona. El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

Los conductores pagarán más por el gasóil.
Los conductores pagarán más por el gasóil. / LP

La polémica del diésel: «Una serpiente de verano»

Quien no parece ver problema es la ministra para la Transición Ecológica. Teresa Ribera ha asegurado este jueves que la polémica creada en torno al diésel se ha debido más bien «a la necesidad de una serpiente de verano» que a una «discrepancia de fondo» en cuestiones fundamentales.

En declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en la presentación del documental 'Los Tesoros del Agua' en Valladolid, Ribera ha reconocido que la polémica sobre el diésel «da mucho juego» y ha puesto en valor el «peso» de la industria automovilística en España.

Teresa Ribera ha recalcado que «no hay justificación» que explique «por qué ha de tener un tratamiento diferente la gasolina que el diésel», algo en lo que cree que está de acuerdo la industria del automóvil.

Criminalizar el diésel

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT (UGT Fica) ha exigido al Gobierno que paralice la «criminalización» que se está haciendo hacia los vehículos diésel «como culpables de la situación medioambiental». «Esta presión sobre el diésel, unida a la nueva directriz sobre homologaciones de motores, ha supuesto hasta el momento la pérdida de cerca de 35.000 puestos de trabajo a nivel nacional, por lo que exigimos una transición coherente y pausada articulada en torno a un Pacto de Estado por la Industria que frene esta sangría de pérdida de empleo en el sector», subraya UGT Fica.

Fotos

Vídeos