Coche eléctrico: menos impuestos

Coches eléctricos, en la feria ECOMOV de Valencia. /M. Molines
Coches eléctricos, en la feria ECOMOV de Valencia. / M. Molines

La recaudación anual por un vehículo eléctrico es hasta 680 euros menor a la de uno convencional

EP

La tributación derivada del uso de un vehículo eléctrico (VE) es de tan sólo 72 euros al año, frente a los 754 euros que recauda un coche gasolina o 535 euros de un coche diésel, lo que supone una merma para las arcas públicas de hasta 681 euros al año por cada coche eléctrico y un ahorro equivalente para el usuario.

Así se desprende de un estudio de la Fundación ENT publicado en el portal del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que mide la tributación media de los coches diésel, gasolina y eléctricos con arreglo a los impuestos derivados de su uso.

En concreto, tiene en cuenta el impuesto de matriculación, que en el año 2017 recaudó 390,2 millones de euros, tan solo el 36% de la cantidad recaudada en todo el año 2008. Esto se debe a que, como los coches cada vez presentan una menor emisión de gases contaminantes por kilómetro, hasta el 75% estaba exento de ese pago.

Otro de los impuestos incluidos en el estudio es el de vehículos de tracción mecánica (circulación), que en 2016 aportó hasta 2.392 millones de euros a las arcas públicas. El de hidrocarburos, por su parte, ingresó entre 10.500 y 11.000 millones en los últimos años.

Además del IVA, para el cálculo de la tributación de los vehículos eléctricos, el estudio tiene en cuenta también el impuesto de electricidad, que recaudó 1.481 millones en 2015, y el impuesto de valor producido de la energía eléctrica, que ese mismo año ingresó 1.656 millones de euros.

Con todos estos datos y teniendo en cuenta una escenario base para un VE con un gasto de 0,20 kilovatios hora (kwh) por kilómetro (km), de 0,07 litros/km de un diesel y de 0,09 litros/km de un gasolina, la tributación media de un VE estaría entre 463 euros y 681 euros al año por debajo de los otros dos vehículos de combustión interna.

Así, con las previsiones realizadas por el Instituto para la Diversificación y ahorro de la Energía (IDAE) de que en 2020 habrá 25 millones de turismos de los cuales el 10% será eléctrico, el año que viene se recaudaría un total de 1.430 millones de euros menos en impuestos derivados de turismos, un 8,4% menos de lo esperado si todos los vehículos fueran de combustión interna.

ECOMOV 2019