El Ibex-35 cierra en máximos de dos meses con el apoyo de Lagarde e Italia

Sede de la Bolsa de Madrid. /Efe
Sede de la Bolsa de Madrid. / Efe

MásMóvil encabezó los ascensos, con una subida del 4,38%

CRISTINA VALLEJO

Jornada de fuertes avances en los mercados de renta variable europeos. El Ibex-35 arrancó la sesión en el entorno de los 9.280 puntos y sus avances fueron incrementándose a medida que fueron pasando las horas. Al cierre, el índice daba un último cambio en los 9.394,4 puntos, lo que supone una revalorización del 1,22%, la mayor desde mediados de mayo, y que le devuelve a niveles de principios de ese mismo mes. En la sesión de hoy no logró cerrar por encima de los 9.400 puntos, aunque llegó a rebasar esa cota en algún momento de la sesión. 

La mayor ganancia del día la registró el Ftse Mib de Milán, que se anotó un 2,40%, después de que la Comisión Europea haya concluido que no expedientará al país por déficit excesivo, una vez que el Ejecutivo italiano se ha comprometido con los límites presupuestarios marcados por Bruselas. 

El Cac 40 francés se anotó un 0,75%, mientras que el Dax alemán se revalorizó un 0,71%. El PSI-20 de Lisboa, por su parte, avanzó algo más de un 0,6%. 

Lagarde y los tipos de los bonos

La buena noticia que supone el final del conflicto entre Italia y el Ejecutivo comunitario se unió al nombramiento de Christine Lagarde como presidenta del BCE en sustitución de Mario Draghi. El mercado acogió muy bien que la ya ex directora gerente del Fondo Monetario Internacional se perfile como relevo de Draghi el próximo otoño. A la también ex ministra francesa el mercado la ve como una próxima jefa de la política monetaria europea proclive a los estímulos, lo que incrementa la probabilidad de la puesta en marcha de un nuevo programa de compra de activos. De ahí que viéramos en la jornada de hoy una fuerte bajada de las rentabilidades de los bonos. En primer lugar, en Italia, donde el rendimiento del diez años caía desde el 1,83% hasta el 1,61%, su nivel más bajo desde finales de 2016. 

Mientras, el interés del título alemán a diez años pasaba del -0,37% al -0,39%, un nuevo mínimo histórico. El rendimiento de su comparable español pasaba del 0,28% hasta el 0,21%, también una cota nunca antes vista. 

La rentabilidad del bono francés a diez años entraba ya claramente en negativo: se colocaba en el -0,10% al cierre de la sesión europea. 

Los bancos

La caída de los intereses de la deuda no penalizó a los bancos en la jornada de hoy. Así, entre los más rentables del día se colocaron Bankia y CaixaBank, con ganancias de un 3,26% y de un 2,57%, respectivamente. El Sabadell también avanzó más de dos puntos porcentuales y BBVA y Bankinter se anotaron un 1,97% y un 1,85%, respectivamente. 

Aunque el valor que más ganó fue MasMóvil, que subió un 4,38%. Entre los más rentables y que subieron más de un 2%, también IAG, ACS, Meliá, Mediaset y Colonial. 

En rojo terminaron apenas cinco valores. Repsol fue el peor, con un recorte del 1,18%. ArcelorMittal y Cie Automotive se dejaron algo más de un 0,8%. Ence y Acerinox retrocedieron algo más de medio punto porcentual. 

El bono americano

Aunque también bajaba el interés del bono estadounidense a diez años: hasta el 1,95%, su nivel más bajo de los últimos tres años.  Y es que en Estados Unidos asistimos a una decepción. En el mes de junio, de acuerdo con la agencia ADP, se crearon 102.000 puestos de trabajo, por debajo de los 140.000 que había pronosticado el consenso de analistas. Éste es un anticipo del informe oficial que se conocerá el viernes y respecto al que el consenso de analistas espera que revele la creación de 162.000 nuevos puestos de trabajo en la economía no agrícola. 

Con ello, en la Bolsa americana veíamos subidas, aunque más modestas que en Europa: el Dow Jones, al cierre de la sesión europea, avanzaba un 0,35%, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq se anotaban cerca de medio punto porcentual. Este miércoles Wall Street sólo operará media sesión. Este jueves cerrará por la festividad del Día de la Independencia. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent rebotaba un 1,15%, hasta los 63,11 dólares, tras haber caído más de un 6% en las dos sesiones anteriores. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganaba un 0,4%, hasta los 56,5 dólares.