Iberdrola abre una investigación interna por los trabajos encargados a Villarejo

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán. /R. C.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán. / R. C.

La compañía, que ya ha realizado dos análisis internos en el último año, anticipa que depurará responsabilidades si se han «eludido» sus controles internos

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Iberdrola ha decidido poner en marcha una nueva investigación interna para determinar el alcance de los trabajos encargados a la empresa de seguridad Cenyt, vinculada al excomisario José Manuel Villarejo, ahora en prisión. La compañía ha puesto en marcha este procedimiento después de que esta semana 'El Confidencial' y 'Moncloa.com' publicaran la realización de supuestos espionajes a empresarios, políticos y organizaciones en el marco de la construcción de alguna de sus centrales como la de Arcos de la Frontera (Cádiz) hace más de 15 años.

La compañía ha indicado en un comunicado que se trata de un proceso de investigación «exhaustivo». En este análisis en profundidad de los nuevos datos desvelados «desconocidos para Iberdrola», según apunta la empresa, tratará de esclarecer la veracidad de las informaciones y si ha habido cualquier tipo de incumplimiento del Código Ético de la firma.

Además, anticipa que si como consecuencia de esta investigación se demuestra «que se han eludido los procedimientos de control de Iberdrola, la empresa adoptará todas las medidas necesarias de acuerdo con los procedimientos establecidos». Tras las primeras informaciones publicadas en su momento sobre los contratos con Cenyt, Iberdrola ya llevó a cabo dos investigaciones internas, una en noviembre de 2018 y otra en julio de 2019.

Ambas determinaron, por un lado, que se habían contratado 17 servicios de tipo ordinario y propios de la Dirección de Seguridad Corporativa entre los ejercicios 2004 y 2017; y, por otro, que en el proceso de contratación y posterior pago de dichos trabajos «se habían aplicado correctamente todos los controles» y procedimientos internos de Iberdrola, según explica la empresa.