Más de una vuelta al mundo para levantar la cuarta Eurocup

Ganar una Eurocup no es nada sencillo. Algo que parece fácil de escribir pero que los números avalan. La segunda competición continental, salvo en las rondas finales, es sinónimo de vuelos regulares para un equipo sin la comodidad que generan los privados para el descanso de los jugadores. La vuelta al mundo está cifrada en 40.066 kilómetros. El Valencia Basket ha recorrido 42.800, en once viajes, para ganar el título. El más largo, los 8.000 de la ida y vuelta a Kazán, aunque el más tortuoso, por el sueño acumulado, fue el de Ankara con sus 6.000 kilómetros.