Freno a la racha ganadora

Van Rossom trata de lanzar a canasta ayer ante la oposición de Taylor./EFE/Javier López
Van Rossom trata de lanzar a canasta ayer ante la oposición de Taylor. / EFE/Javier López

El Real Madrid se impone al Valencia Basket en un partido de bajas revoluciones | Los blancos superan el palo anímico de la Euroliga y vencen a un conjunto taronja más pendiente del inicio del playoff y la enfermería

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

El Valencia Basket puso fin a su mejor racha de la temporada en la Liga Endesa, siete victorias consecutivas, al perder en la pista del Real Madrid en un partido donde los dos equipos jugaron a bajas revoluciones por motivos distintos. El conjunto blanco no escondió su depresión en la Euroliga entrando muy frío al partido y confiando en una segunda unidad que ayer dio la cara para amarrar la victoria y la primera plaza de la Liga Endesa. Los taronja, por su parte, lo intentaron sobretodo con el tiro exterior tras la baja de Tobey dando la sensación de que estar esperando el inicio del playoff, que arrancará en ocho o nueve días frente al Unicaja en la Fonteta, y de conocer si la enfermería le permite contar con los ausentes Tobey (la lógica dice que sí) y Matt Thomas (la misma variable dice que no). Ponsarnau, consciente de la situación, lanzó un aviso tras la derrota en Movistar Plus de cara al partido frente al Baskonia del domingo: «Nos han ganado merecidamente. Nosotros seguimos trabajando para llegar al playoff de la mejor manera posible y eso pasa por competir cada partido». Ayer, en Madrid, compitieron de forma intermitente, como reflejan los sucesivos parciales que se intercambiaron los dos equipos.

La noticia positiva del encuentro fue el regreso de Abalde tras su operación. La que preocupa pensando en el playoff es que la rotación sigue sin ampliarse puesto que Diot y Rafa Martínez siguen dejando dudas en la pista. El Valencia Basket saltó al partido dispuesto a aprovechar el bajón del rival, con tres triples seguidos (0-9) y estirando el buen inicio al 3-13 y al 14-25 tras un triple de Sastre con el que se llegó al final del primer cuarto.

El equipo de Laso entró en el partido con un parcial de 24-5 en el segundo cuarto que cambió el escenario

Ponsarnau: «Trabajamos para llegar al playoff de la mejor manera posible y pasa por competir»

El Real Madrid despertó con el 19-31 anotado por Will Thomas a 8:04 para el final de la primera parte, con la entrada a pista de la segunda unidad formada por Llull, Causeur, Ayón y Thompkins. Al Valencia Basket le cogió con el pie cambiado el acelerón blanco, tras la imagen depresiva de los jugadores de Laso en el primer cuarto, y los madrileños remontaron el partido tras un pomposo parcial de 24-5 en los siguientes siete minutos y medio de partido (43-36). Una canasta final de Dubljevic maquilló el marcador (43-38) y ese cadencia continuó en el arranque del tercer cuarto, con un parcial arrastrado de 0-9 que llevó el marcador hasta el (43-45). El Real Madrid contestó con un 11-3 (54-48) que estiró hasta el inicio del último cuarto (69-59). Los valencianos intentaron por última vez la remontada (71-68 tras robo de Vives) pero se le esfumó la opción con el 76-72 con dos ataques seguidos fallados que culminaron con una canasta de Causeur (78-72) que sentenció una victoria a medio gas.

83 Real Madrid

Campazzo (4), Taylor (16), Rudy Fernández (10), Randolph (5) y Tavares (2) -cinco inicial-, Causeur (13), Reyes (3), Llull (7), Ayón (8), Carroll (2), Deck (2) y Thompkins (11)

77 Valencia Basket

Vives (10), Martínez (-), San Emeterio (11), Doornekamp (2) y Dubljevic (13) -quinteto titular-, Thomas (12), Abalde (-), Labeyrie (11), Diot (-), Van Rossom (11) y Sastre (7)

PARCIALES:
14-25, 29-13 (43-38), 24-21 (67-59) y 16-18 (83-77)
ÁRBITROS:
José Antonio Martín Bertrán, Óscar Perea y Alfonso Olivares. Sin eliminados
INCIDENCIAS:
Partido de la jornada 33 disputado en el Wizink Center de Madrid ante 7.376 espectadores. Los jugadores del Real Madrid júnior ofrecieron a la afición los trofeos del Campeonato de España y la Euroliga de su categoría, conquistados recientemente. El exjugador argentino Andrés Nocioni fue homenajeado al descanso y recibió de manos de sus compatriotas Facundo Campazzo y Gabriel Deck una réplica de la Euroliga ganada en 2015 y una camiseta firmada por todo el equipo