GP de Alemania

Márquez defiende su territorio con el cuchillo entre los dientes

Márquez, durante los entrenamientos. /Robert Michael (Afp)
Márquez, durante los entrenamientos. / Robert Michael (Afp)

El piloto de Honda consiguió su novena 'pole' consecutiva en Sachsenring en un apretado entrenamiento oficial en el que los tres primeros terminaron separados por 57 milésimas de segundo

BORJA GONZÁLEZCircuito de Sachsenring

El fin de semana de Sachsenring, como el de Assen, está marcado por la igualdad entre los pilotos de MotoGP. La última carrera terminó siendo un espectáculo colosal con más de 100 adelantamientos, en el que casi todos los pilotos trataron de bloquear la opción de fuga de Marc Márquez, el máximo favorito, algo que consiguieron casi hasta las últimas vueltas. Aunque Márquez supo encontrar el hueco, atacar, y firmar una importantísima victoria en clave de campeonato.

En Alemania las cosas comenzaron con el dominio del líder, algo previsto, en un trazado en el que sólo conoce la victoria desde 2010. Y la 'pole', en una racha alargada este sábado, cuando el piloto del Repsol Honda puso todo lo que tenía en sus manos para defender sus dominios: aplicó una estrategia a tres paradas, el único, pilotó yendo por las paredes, salvó de manera soberbia una potencial caída en la vuelta trece en su segunda mejor vuelta, y se llevó el mejor tiempo, por debajo de su propio récord de 2015. Eso sí, con sólo 25 milésimas de ventaja sobre la Ducati de Danilo Petrucci, y 57 sobre la de Jorge Lorenzo, en un circuito en el que sobre el papel tanto la moto italiana como el mallorquín estaban llamados a sufrir.

«Yo creo que Marc sigue siendo el favorito porque en el FP4 fue con neumáticos gastados y aún tiene algo más en los dos primeros sectores, pero estamos cerca», reconoció Lorenzo, que se quedó con el mal sabor de boca de no conseguir la 'pole' por un error acelerando en la última curva, y con el enfado de perder el segundo puesto a favor de Petrucci que usó su rueda como referencia. «Lo vuelvo a decir, es algo lícito, pero molesta, porque es como ir a la escuela, y que después de estudiar llegue otro y te copie lo que estás poniendo y encima no sólo eso, que te copie y que quede por delante de ti».

Igualdad

«Lo he mirado un poco por encima y yo creo que Lorenzo, Maverick y Rossi son los tres, y Dovizioso. Vamos, las dos Ducati y las dos Yamaha oficiales creo que a priori serán los cuatro más peligrosos», analizó Márquez, que anticipó una carrera igualada, como en Holanda, pero más tipo 'trenecito', por las dificultades para adelantar en Sachsenring, y con el factor desgaste de neumáticos como clave. En ese sentido, tanto Rossi (sexto) como Viñales (cuarto) apuntaron a una mejoría del trabajo de la Yamaha, muy pendiente de sus deficiencias en electrónica en comparación con sus rivales; el español se mostró convencido de su rendimiento en una segunda parte de carrera, aunque en su caso será crucial lo que pase en la primera, el momento en el que está perdiendo el paso, lo que le obliga a un sobresfuerzo que en un sitio como Sachsenring se puede terminar pagando. «En esta pista, con tantas curvas a la izquierda, los últimos giros serán importantes. La carrera es a 30 vueltas y será duro», avisó por su parte Rossi, sobre un trazado de los más exigentes desde el punto de vista físico (de los que más junto al de Austin, según explicó Lorenzo).

Más información

«Estoy contento de haber conseguido la segunda fila y de las prestaciones en la clasificación», señaló por su parte otro de los favoritos según Márquez, Andrea Dovizioso. «Era muy importante ser capaces de hacerlo porque en carrera no sabemos qué va a pasar. Podemos jugarnos la carrera con Marc o llegar décimos. Debemos trabajar en los detalles para estar lo mejor a punto posible». Un enfoque que sobrevuela de nuevo (afortunadamente) a MotoGP para una carrera en la que, pese a la igualdad, Márquez parte como favorito tanto por el ritmo exhibido en entrenamientos como por su espectacular histórico en Sachsenring.

También como favorito a la victoria saldrá a pista Jorge Martín, líder de Moto3, que consiguió la 'pole' por delante del gaditano Marcos Ramírez, que en 2017 ya fue tercero en Alemania, y con Jaume Masiá cuarto y Arón Canet quinto. En Moto2 el triunfo fue para los italianos, con el primer puesto de la parrilla de salida para el veterano Mattia Pasini, y el segundo y tercero para Luca Marini (hermanastro de Valentino Rossi) y el líder de la general, Pecco Bagnaia. Xavi Vierge, sexto, será el mejor colocado de los españoles, justo un puesto por delante de Alex Márquez, que tendrá a su lado a Joan Mir.

Fotos

Vídeos