MotoGP

Dovizioso brilla en Misano en el duelo a tres

Dovizioso, con el trofeo de ganador del Gran Premio./AFP
Dovizioso, con el trofeo de ganador del Gran Premio. / AFP

Márquez, Lorenzo y el italiano se han repartido todas las victorias de 2018, excepto la de Argentina, y el español aumenta su ventaja en la general

BORJA GONZÁLEZCircuito de Misano (Italia)

Andrea Dovizioso, Jorge Lorenzo, Marc Márquez, un trío que se repite en la cabeza de las carreras de MotoGP desde agosto. Son los pilotos que se han repartido los triunfos este año, si descontamos el de Cal Crutchlow en el extraño y tenso domingo de Argentina. En Misano el triunfo cayó del lado del italiano, que con esto iguala a número de victorias en 2018 con su compañero de equipo (tres), evitando a la vez que Lorenzo se llevase el doblete italiano, algo que tiene una relevancia especial dentro de Ducati. Y más, después de que la fábrica italiana se decantase por Dovizioso y decidiese descartar a Lorenzo para el próximo curso, en una de las historias que marcarán el campeonato de MotoGP de 2018.

Para Misano se esperaba batalla, batalla no sólo con estos tres, fijos en todas las quinielas, sino también con pilotos como Maverick Viñales o Valentino Rossi. Aunque una vez más las Yamaha fallaron, igualando su récord histórico sin ganar (22 carreras consecutivas, algo que no sucedía desde que enlazaron 15 grandes premios de 1997 y siete de 1998), algo especialmente doloroso para los miles de 'rossistas' que abarrotaron las gradas del trazado italiano. Una pista con diferente nivel de agarre, mucho calor y otra vez una carrera a decidir por la gestión de los pequeños detalles, sobre todo del consumo de los neumáticos.

«Impecable de verdad, porque las condiciones de carrera eran pésimas en comparación con los entrenamientos y había que pilotar de una manera totalmente distinta porque el agarre era diferente y los neumáticos rendían de una manera diversa», explicó un satisfecho Dovizioso, que fue capaz de pasar a Lorenzo y de abrir un hueco que mantuvo constante hasta el final con un momento a falta de cuatro vueltas para la conclusión en el que se vio obligado a sacar un punto más para evitar que sus dos perseguidores, comandados por Lorenzo, terminasen acercándose más de la cuenta.

«Quería adelantar a Jorge cuanto antes porque la temperatura era alta y seguirle es muy complicado», apuntó el italiano, que prefirió ocupar la cabeza de la prueba, una posición siempre más incómodo, para evitar que el calor de la moto de su compañero terminase afectando a sus neumáticos, un síntoma de la capacidad analítica que el de Forlì tiene. «Él tiene su estilo y yo prefería seguir mis trazadas. Pero cuando lo he adelantado, no tenía muy claro qué quería hacer, si escaparme o no. He intentado entender lo que pasaba detrás y he sido capaz de interpretar bien la situación y poder gestionarla. Jorge era muy fuerte e intentaba volver, pero yo también tenía mis cartas guardadas. He vuelto a tirar en 1'32.8, y él no tenía otra que arriesgar mucho, y quizás demasiado», añadió Dovizioso.

Márquez, más líder

Demasiado porque terminó por los suelos, a dos vueltas para el final, en un momento en el que ya no tenía opciones de cazar a Dovizioso, y en el que Márquez había prácticamente renunciado a finalizar segundo, un puesto que mejoró mucho su sensación post carrera. «Quizás si no fuerzo a Jorge no falla, o si no hubiese estado Dovi delante», apuntó el del Repsol Honda, más líder de la general, con 67 puntos de ventaja ahora con Dovizioso, una vez que Rossi perdió merced a su pobre séptimo puesto el segundo de la clasificación del Mundial. «Al final es tener fe en ti y atacar. Si tú atacas y das el cien por cien tienes mucho más que ganar que perder, siempre dentro de los límites, que es complicado. Sin ganar he aumentado la diferencia bastante en esta parte de la temporada, y esto es lo que cuenta», reconoció Márquez.

«Ha sido una pena, porque hoy podíamos haber hecho otro doblete, aunque sinceramente no era mi intención después del fin de semana y la 'pole position' terminar segundo. Me habría sabido a poco, así que quería intentar ganar», confesó Lorenzo, que achacó la escapada de Dovizioso al tiempo perdido en su pelea con Márquez. En cualquier caso, un fin de semana más, el mallorquín volvió a ser uno de los protagonistas en un campeonato con un favorito clarísimo con seis carreras por disputar, y que desde el arranque del segundo tercio del calendario se ha convertido en cosa de tres. En Misano, Crutchlow, con una buena carrera, aprovechó el error de Lorenzo para subir por segunda vez en este curso al podio, con Álex Rins cuarto, terminando por delante de Viñales, Pedrosa y Rossi. Los dos de Yamaha volvieron a lamentarse de problemas de agarre con los cambios de las condiciones de la pista de entrenamientos a carrera, lo que incrementa la sensación de que va a ser muy difícil que sean capaces de volver a meterse en el juego por las victorias en lo que queda de curso.

Fotos

Vídeos