MOTOGP

Cheste alumbra a Viñales y alucina con Márquez

Maverick Viñales y Marc Márquez, durante la clasificación oficial del Gran Premio de la Comunitat. / JOSE JORDAN AFP
Maverick Viñales y Marc Márquez, durante la clasificación oficial del Gran Premio de la Comunitat. / JOSE JORDAN AFP

El piloto de Yamaha firma su primera pole de la temporada

TONI CALERO VALENCIA.

Para entender la extraordinaria -e insólita, por los resultados conseguidos este año- pole de Maverick Viñales, fue necesario fijarse en la figura de Marc Márquez. El 'capo' de MotoGP llegó a Cheste con la barriga llena pero sigue con hambre. Nunca se sacia. Al heptacampeón del mundo parece importarle muy poco que el campeonato haya llegado a Cheste decidido, a su favor, claro, y dominó los libres del viernes. Ayer salió el resto de la parrilla dispuesta a contradecir la tiranía de Márquez, aunque sólo fuera en una clasificación, en una carrera. Combatieron los hombres de MotoGP en una pista muy complicada y se sucedieron las caídas, entre ellas la del líder, la de Márquez.

Doce minutos antes de que se echara el cierre a la lucha por la pole, Márquez resbaló. Una caída más para elevar a 22 las que ha sufrido esta temporada. El talón de Aquiles del campeón. El golpe contra la gravilla le martilleó el hombro. Los gestos de dolor de Márquez hicieron pensar que no continuaría, pero Emilio Alzamora, su mánager, le recogió con una 'scooter' para llevárselo al camión de Honda. «No podía mover el hombro como yo quería y he decidido no moverlo hasta que llegase al camión y allí he notado un 'clac' dentro pero creo que no estaba luxado, sino subluxado», apuntó el de Cervera. A Márquez le recolocaron el hombro y volvió a pista para intentar un imposible en los últimos instantes de la clasificación. «Cuando han llegado el doctor y el fisio me han visto perfecto, me han hecho el chequeo y estaba todo bien», concretó Márquez.

Estira el español los problemas en el hombro desde una caída en Motegi. «Cada vez está peor y cada vez sale y entra más fácil», reconoció Márquez, que a partir de mañana disfrutará de unas merecidas vacaciones. Mientras Márquez apretó para hacer una vuelta buena, la grada del Ricardo Tormo alucinaba con la tenacidad del piloto de Honda, que finalizó quinto, a una décima del hombre más rápido del día.

Pedrosa, noveno en la lucha por la pole, afronta hoy sus últimos kilómetros en el Mundial de MotoGP Rossi y Lorenzo no lograron pasar a la segunda clasificación y salen muy atrás en la parrilla

Fue, Maverick, el gran protagonista de la jornada en Cheste con permiso de Márquez y su eterno espectáculo. «Salió un día perfecto», admitía Viñales, que no había celebrado una pole en el presente Mundial. De hecho, la última que firmó se remonta al Gran Premio de Aragón en 2017. Ha sido un Mundial complicado para él y estar delante en Cheste le viene de perlas para iniciar el próximo campeonato con más chispa y convencimiento. «Mis amigos están por aquí y me hacen sonreír, me hacen estar feliz y se convierte en algo positivo encima de la moto, así que estoy contento», decía Viñales mientras recibía una felicitación tras otra. Nadie superó su mejor giro (1:31:312) aunque la de hoy es otra historia: «Tenemos una gran tarea y hacer un podio en casa sería increíble. En mejor posición no puedo salir, así que tendré que intentar perseguir a la gente que va más fuerte en agua». Maverick, por cierto, apuntó a que la pista de Cheste tiene muy poco agarre en seco aunque, a tenor de las previsiones, hoy se correrá con agua.

Mira al cielo el hombre de la pole y también un Dani Pedrosa que hoy afronta sus últimos kilómetros en el Mundial de MotoGP. El fin de semana está siendo muy especial para el catalán, convertido ya en leyenda y que recibió el jueves el homenaje del paddock. Estuvo Pedrosa en la segunda ronda de la clasificación pero 'sólo' pudo ser noveno. «Me encontré bien en mojado aunque no pude mejorar la posición. En carrera será clave la cantidad de agua que haya en pista», dijo el '26'. Escoltando a Maverick en primera fila estarán Álex Rins y Andrea Dovizioso, brillantes en una jornada decepcionante para Jorge Lorenzo y Valentino Rossi. Ni el español (última carrera con Ducati) ni tampoco el italano consiguieron pasar a la lucha final por la pole. Hoy salen con muchos pilotos por delante en parrilla.

 

Fotos

Vídeos