Piqué se retira del entrenamiento, pero queda en falsa alarma

Gerard Piqué, durante un entrenamiento. / Efe

Silva también abandonó antes de tiempo una sesión completamente abierta en la que Lopetegui ensayó tácticamente algunos aspectos de cara a Portugal

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENEnviado especial a Krasnodar

La sesión a puerta abierta de la selección española en Krasnodar hizo saltar las alarmas al comprobar que Gerard Piqué abandonaba el entrenamiento matinal en la Academia del FC Krasnodar, tras una acción en la que se quejó de la rodilla izquierda. El central, que esta campaña ha tenido algún problema en su articulación diestra, pugnó antes con Diego Costa durante un ejercicio asociativo que el preparador físico Óscar Caro dirigió buscando la incorporación por fuera de los extremos y en el que un portero, que se fue alternando, actuaba como jugador de campo.

En ese partidillo de entrenamiento para preparar el debut del próximo viernes en el Mundial de Rusia, el central pisó mal en una acción en el centro del campo y sintió unas molestias que le hicieron tomar la determinación de no continuar con la sesión, después de golpear un balón para probarse y comprobar sus sensaciones, camino a la residencia. David Silva también se fue sin aparentes molestias mientras que otros como Sergio Ramos o Jordi Alba estuvieron siguiendo la parte final del entrenamiento sin participar.

Afortunadamente no hay ningún problema serio con el central del Barcelona, porque los jugadores tenían opción de retirarse antes de tiempo o hacer fútbol tenis.

Rodrigo, que fue el futbolista que habló ante los medios, quiso mandar un mensaje de tranquilidad sobre Piqué y su susto en el entrenamiento: «Está bien. En principio no hay ningún tipo de problema».

 

Fotos

Vídeos