Victoria espectacular del Valencia Basket (103-99)

Erick Green entra a canasta./EFE
Erick Green entra a canasta. / EFE

Partido muy completo del conjunto taronja que se complica en el último cuarto cuando el CSKA remonta. La tensión se mantuvo hasta el último segundo

SARA L. SANTOS/EFEValencia

Un triplazo de un brillante Alberto Abalde a falta de medio minuto decantó del lado del Valencia Basket su partido ante el CSKA y le permitió firmar su victoria de mayor prestigio en la Euroliga, en la que las lesiones y la falta de solidez le han dejado casi sin opciones de estar en cuartos de final.

El cálido recibimiento que la Fonteta brindó a Nando de Colo no ablandó el corazón del francés que ya arrancó el choque con tres triples casi seguidos y lo acabó con 30 puntos. El Valencia aguantó el chaparrón primero refugiado bajo los centímetros de Pleiss y luego en la capacidad de desborde de Abalde.

El descanso del galo dejó huérfano al equipo moscovita y cuando se juntaron en la pista el pujante exterior gallego y Bojan Dubljevic, que reaparecía tras dos semanas lesionado, el Valencia despegó.

Con una intensa defensa que mantuvo bajo control al equipo ruso, el Valencia empezó a hacer girar su juego alrededor del montenegrino y eso le dio confianza al interior y espacio a sus compañeros para llegar al descanso con una prometedora ventaja en el marcador. Higgins evitó que fuera más amplia.

103 Valencia Basket

Abalde (17), Green (19), Doornekamp (1), Thomas (14), Pleiss (11) -cinco titular- Puerto (-), Dubljevic (18), Rafa Martínez (13), San Emeterio (5), Sastre (5)

99 CSKA Moscú

Sergio Rodríguez (4), De Colo (30), Clyburn (27), Antonov (-), Kurbanov (7) -cinco titular- Fridzon (8), Westermann (-), Gankevich (-), Vorontsevich (7), Higgins (16) y Maliev (-)

PARCIALES:
21-23, 28-19 (49-42), 24-24 (73-66) y 30-33 (103-99)
ÁRBITROS:
Rocha (POR), Mogulkoc (TUR) y Majkic (ESL). Eliminaron al local San Emeterio (m.35) y por técnica descalificante al entrenador visitante Iotudis (m.32)
incidencias:
partido correspondiente a la jornada 22 de la fase regular de la Euroliga disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 7.058 espectadores

El equipo de Iotudis regresó a la pista dispuesto a devolver el encuentro a su lógica clasificatoria y a punto estuvo de lograrlo. Apretó el marcador pero Dubljevic volvió a dar aire al Valencia y Rafa Martínez le permitió volver a engordar su colchón ante un rival que volvía a encontrarse muy incómodo (70-61 m.27).

Viendo muy obtuso a su equipo, incluido a Sergio Rodríguez, el técnico griego forzó una técnica y en la siguiente acción aplaudió ostensiblemente junto a uno de los colegiados, que entendió que aunque con la excusa de animar la defensa de los suyos iba dirigido claramente a él, y le señaló una nueva técnica que le obligo a dejar la pista y dio a los locales su máxima renta (77-66, m.31).

Con su entrenador en la puerta del túnel de vestuarios, De Colo trató de echarse a su equipo a la espalda pero la inspiración de Erick Green aplazó unos minutos la reacción visitante.

El apretón ruso llegó. El base francés enseñó con sus penetraciones el camino a sus compañeros y los exteriores del CSKA, especialmente Clyburn, agujerearon la defensa local, con Iotudis dando ordenes desde la boca del túnel de vestuarios hasta que también fue obligado a dejar esa posición.

Pero el técnico ya había agitado a los suyos como confirmó un espectacular mate de Higgins que además se cobró un falta y una posterior técnica a San Emeterio, que eliminó al cántabro y ajustó el choque (86-85, m.36).

El encuentro se vio abocado a un final apretado, con la Fonteta tratando de ser el sexto jugador de los locales y Rafa Martínez muy inspirado (93-93, m.40).

Con el marcador empatado a falta de poco más de medio minuto, la defensa visitante subió sus líneas pero Abalde asumió la responsabilidad y anotó un triplazo sobre la bocina de la posesión y encarriló un triunfo que acabaron por sellar Will Thomas y Dubljevic desde la línea de tiros libres y que sólo tres equipos habían logrado antes.

Fotos

Vídeos