¿Quién viste a los personajes de las series?

Imanol Arias y Natxo Delcán, en el set de 'Cuéntame'/Nuria Masià
Imanol Arias y Natxo Delcán, en el set de 'Cuéntame' / Nuria Masià

Los encargados de buscar el vestuario son una pieza esencial para crear el 'aire' que respiran las ficciones. Dos expertos detallan cómo es su trabajo

MIKEL LABASTIDA

La ropa habla, cuenta la historia de cada personaje, describe cómo es y hacia dónde se dirige». Elixabet Nuñez tiene claro que el vestuario en una serie cumple una labor fundamental que va más allá de actuar como objeto decorativo. Colabora, como muchos otros elementos, en la tarea de explicar al personaje a la audiencia y de predisponerle para determinados acontecimientos. En sus manos ha quedado esa responsabilidad en 'Señoras del (h)AMPA', la divertida comedia negra que emite Telecinco los miércoles.

Ella se ha encargado de escoger lo que llevan Mayte, Lourdes, Amparo y compañía, esas mujeres de barrio que accidentalmente (o no tanto) manchan sus trapos con sangre. «A la hora de escoger el atuendo de la serie me recorrí muchos centros comerciales de extrarradio para inspirarme. El realismo en sí puede ser feo, porque nadie se plantea cuando se viste por la mañana si va a quedar bien o si conjuntará con su amiga. El reto aquí era conseguir un realismo cuidado, equilibrado, que no coincidiesen todas las chicas en el estampado o con el mismo color», explica esta figurinista vitoriana afincada en Madrid, que ha trabajado para otros proyectos como 'No te puedes esconder' o 'Bajo la red'. «A veces no se da valor al vestuario contemporáneo. Estoy de acuerdo en que el de 'Juego de Tronos' es maravilloso, pero hay que reconocer que resulta más complicado llamar la atención con un estilo realista. Por ejemplo, acabo de ver 'Euphoria' y me encanta cómo lo han hecho y todo lo que cuenta la ropa de los personajes», afirma.

Imágenes de las protagonistas de 'Señoras del (h)AMPA' y varios bocetos. / LP

A un desafío similar se enfrentó Natxo Delcán, encargado de escoger la indumentaria de la familia Alcántara desde los años 60 hasta los 90, fecha en que se encuentra en la actualidad la serie 'Cuéntame' de TVE. «Comenzó haciéndolo Pilar Sainz de Vicuña y luego he continuado yo. Es un trabajo muy rico porque hemos pasado por todas las épocas y los protagonistas han evolucionado un montón, han ido del pueblo a la ciudad, han desempeñado diferentes oficios. Todo eso hay que reflejarlo con la ropa», confiesa este profesional que al principio de cada temporada se documenta para rememorar los estilos de cada década y elegir qué será lo más apropiado para Merche, Antonio y sus hijos.

«Acudo a menudo a tiendas vintage, customizamos ropa y alquilamos en Peris –empresa especializada en el sector–», cuenta Delcán, que no renuncia tampoco a diseñar confecciones concretas, algo a lo que también recurre Elixabet Nuñez. «Hace poco teníamos una trama que se desarrollaba en un ring de boxeo y confeccionamos todo el vestuario al estilo de 'Glow'. Cuento con un equipo de tres profesionales que cosen de maravilla y me permite lujos de este tipo», explica la diseñadora.

Mercedes Alcántara, en 'Cuéntame'.
Mercedes Alcántara, en 'Cuéntame'. / LP

A Delcán le acompañan seis personas más para que, como él dice, «todo llegue al rodaje mascadito». «Hay que tenerlo muy claro antes de grabar para no liarla, a veces rodamos secuencias de cuatro capítulos a la vez y no te puedes permitir ningún fallo, sobre todo con el racord (la correcta continuidad entre dos planos consecutivos). A las lecturas de guion subimos todos los jefes de departamento y ponemos en común nuestras ideas, para que casen entre sí y todos sigamos idénticas líneas», detalla el encargado de 'Cuéntame', que también ha participado en títulos catódicos como 'White Lines'.

Normalmente cada personaje de una serie suele ir unido a una paleta cromática para que todo el equipo técnico lo use como referente. No es lo mismo trabajar para un thriller (donde priman los azules o grises) que para una comedia (que permite apuestas más alegres) y, por supuesto, existen tonos y telas más o menos recomendables. «Los colores flúor suelen romper y con el blanco, si estás en exteriores, se ha de tener cuidado, al igual que con algunos tejidos que suenan y son muy molestos», indica Nuñez.

A ninguno de los dos les ofenden las sugerencias de los propios actores, siempre y cuando estén justificadas por el argumento. «Si la ropa les ayuda a creerse su personaje nunca te ponen pegas», coinciden.

A su mesa llegan peticiones de todo tipo y en su mano está materializarlas. A Delcán le tocó, por ejemplo, recrear la mascota Curro de la Expo'92 y a Nuñez, unos disfraces de bolos como los del concurso 'Grand Prix'. En su mente atesoran un enorme fondo de armario para salir airosos de cualquier aprieto que exija el guion, por complicado que sea.