El Medusa abre sus puertas a la fantasía

Asistentes al festival hacen cola para acceder al recinto en Cullera. / natxo francés/efe
Asistentes al festival hacen cola para acceder al recinto en Cullera. / natxo francés/efe

Largas colas en la primera jornada del festival de música electrónica que se celebra en Cullera | La organización estima que durante la primera mañana entraron 4.500 'meduseros' a la zona de acampada, la mitad del aforo total previsto

ENRIC ORTIZ

cullera. Los accesos a Cullera comienzan a llenarse de autobuses repletos de jóvenes, lo que es síntoma de que solo quedan unas horas para que empiece una nueva edición del festival de música electrónica Medusa Sunbeach Festival.

En la mañana de ayer se abrieron las puertas de la zona de acampada para los 'meduseros', por lo que bajo el implacable sol no era nada raro ver a los asistentes cargados con tiendas de campaña, toldos, maletas, sillas, bolsas de comida, neveras portátiles... Y un largo etcétera. Un kit indispensable de los festivaleros que durante este fin de semana llenarán Cullera.

Y es que para algunos como Pedro y sus amigos de Madrid, más importante incluso que la música es divertirse, pues reconoce que «nos apetecía venir a ver un festival todos juntos y hemos decidido venir al Medusa, no teníamos hasta el momento referencia de esto».

El cartel cuenta con artistas como Dimitri Vegas o Juan Magan y se esperan unos 300.000 asistentes

No son los únicos que llegan por primera vez a este festival que celebra su sexta edición y que se ha convertido en uno de los grandes del verano. También es el caso de Lara, una chica alicantina que, de acuerdo con lo que nos cuenta, viene «por primer año» aunque no es el caso de sus amigos, que han repetido después de la experiencia de la pasada edición.

Como sea, a todos les seduce el cartel. En el caso de Pedro la decisión final del Medusa «fue por gustos musicales, aunque no vamos a ver a nadie en concreto». Lara no tiene miedo de decirnos: «Venimos a ver a Afrojack, Dimitri Vegas, Juan Magan, Juancho Marqués... El cartel de este año está muy bien».

Cerca de las alicantinas, hay un grupo de segovianas. Sandra, quien las encabeza, explica que es el primer año que vienen al Medusa y que lo hicieron «por recomendación de unos amigos que están acampados un poco más allá». Rápidamente explican que la parte que más les atrae del cartel está en el escenario de techno, y que quieren ver a Paco Osuna o Juancho Marqués.

Entre los asistentes más madrugadores, cabe recordar que ayer era el primer día de apertura de puertas, otros acuden más fogueados en esto de los festivales. Es el caso de Cristian, Adrián y Sergio, tres amigos de Hospitalet del Llobregat que pese a ser el primer año que acuden al festival de Cullera han estado en otros como: Tomorrowland, BBF, el cierre de Ibiza.

«Teníamos pensado ir al Dreambeach Festival, pero por el cartel terminamos decantándonos por el Medusa», explican estos amigos catalanes que añaden que «todos los que nos gustan vienen aquí, además que traen mucho hardcore», un tipo de electrónica. Tienen intención de ver los shows de Headhunterz, Anime y Dimitri Vegas, todos los que el cuerpo aguante.

Por su parte, Eva, Celia y Lucía vienen de Madrid y es el tercer año que una de ellas elige este festival. Repite «porque le mola muchísimo la música, el rollo y el ambiente, además que se está muy bien». Aunque reconoce que de lo mejor que tiene el Medusa Sunbeach Festival es la organización, no duda en quejarse de las «colas interminables para entrar y la tardanza por los controles de seguridad».

Desde la organización explican que estas colas se deben a que en tan solo una mañana han llegado unas 4.500 personas a la zona de acampada, es decir, la mitad del aforo total.

Ninguno de estos jóvenes tiene planeado volver a casa antes del lunes, todos quieren quedarse hasta el domingo y vivir todo lo que el Medusa ha preparado. Algunos, como los de Barcelona, bromean «nosotros nos vamos a quedar aquí hasta que nos echen, mientras seguiremos de fiesta».

Una fiesta que invadirá Cullera hasta el día 11 ya que se espera que unas 300.000 personas acudan al Medusa, que ha ampliado el número de escenarios y cuenta con un cartel muy amplio para el disfrute de sus 'meduseros'.