María Toledo: «La libertad es lo que te permite ser auténtico»

María Toledo./
María Toledo.

Su debut en 2009 revolucionó el flamenco con su peculiar manera de acompañar su voz con el piano. Ahora publica 'conSentido', su tercer disco y su trabajo "más flamenco"

ROSARIO GONZÁLEZMadrid

Su irrupción en la escena artística con un disco debut en 2009 la catapultó como una 'rara avis' en el mundo del flamenco. Licenciada en Derecho y titulada por el Conservatorio, María Toledo (Toledo, 1983) decidió un día coger las riendas de su vena artística, dejó el despacho y se dedicó plenamente a la música.

Su debut fue valorado como el 'mejor disco novel del año' por la audiencia de RTVE. Además de su voz portentosa, el galardón reconocía la personalidad de esta mujer flamenca, la primera en la historia de este arte que canta acompañándose ella misma al piano. Tres años después, en 2012, salía a la luz su segundo trabajo, 'Uñas rojas', en el que colaboraron artistas como Miguel Poveda, María Jiménez o Rafael Amargo, y un acompañamiento de lujo, la orquesta sinfónica de Praga.

Su tercer trabajo se ha hecho esperar otros tres años, hasta que salió a la venta en febrero de este año 'conSentido', un disco que define como "más natural, más fresco" y en el que ofrece una mezcolanza de lo antiguo y lo moderno articulado a través de su particular voz rasgada. "Me gusta pensarlo mucho, descubrir qué es lo que quiero hasta que tengo claro oomo enfocarlo para empezar a seleccionar el repertorio", explica la artista.

'conSentido' es su disco más personal, producido y compuesto en su mayoría por ella misma con la ayuda del guitarrista José Serrano y grabado en los estudios PKO de Madrid. También es su disco más flamenco, conjugando con maestría alegrías, tango, bulerías "y alguna soleá de homenaje a Paco de Lucía", y acompañado por una instrumentación mínima compuesta por algo de percusión o guitarra y, eso sí, su piano. "Siempre ha estado ahí y en la época de Manolo Caracol él ya se acompañaba por Arturo Pavón en la zambra, pero quizá es ahora, en el siglo XXI, cuando hay más pianistas flamencos hay", señala Toledo.

Se declara una estudiosa del flamenco, un arte al que, asegura, profesa un gran respeto, aunque se sacuda sin dudarlo el miedo a buscar nuevos sonidos. "Es difícil conseguir que te respeten pero, ante todo, lo más importante es ser libre para poder ser auténtico, ser fiel a ti mismo y que las cosas fluyan mucho mejor".

Fotos

Vídeos