El jardín de las esculturas del IVAM, paralizado un año después de anunciarse

El jardín de las esculturas del IVAM, paralizado un año después de anunciarse

Problemas con la expropiación de las viviendas bloquean la utilización del solar trasero del museo para usos culturales de la pinacoteca

CARMEN VELASCO VALENCIA.

El IVAM anunció hace un año su intención de que el solar, una superficie de 2.800 metros, concebido para la ampliación del museo se destinara a uso museístico, es decir, se convirtiera en un jardín de esculturas. Doce meses después, el terreno sigue exactamente igual. No está acondicionado, no está abierto a la ciudadanía, no se emplea para fines de la pinacoteca...

El jardín de las esculturas está paralizado por cuestiones burocráticas y administrativas. Las instituciones implicadas en el proyecto (la Conselleria de Cultura, el IVAM y el Ayuntamiento) sostienen su voluntad de que la iniciativa salga adelante, pero se han encontrado con obstáculos para regularizar la expropiación en tres parcelas. Sobre una de ellas está pendiente una resolución judicial y hasta que no dictamine la justicia no se podrá acondicionar la zona. Sobre otro de los bienes afectados se ha de pronunciar una entidad bancaria. «No podemos solucionar en un año una cuestión en la que durante 15 años no se ha hecho nada», comentan fuentes conocedoras de la situación.

Cuando se anunció la medida, el 30 de junio de 2015, el IVAM enfatizó que la parte trasera del museo no puede estar más tiempo en las condiciones en las que se encuentra, pero ahí sigue. Las instituciones quieren sacar adelante el jardín de las esculturas. El Ayuntamiento, porque beneficia al barrio del Carmen y el IVAM, porque gana espacio para la actividades del museo. El proyecto beneficia a todos: entidades y ciudadanía.

¿Cuándo se levantará el jardín de las esculturas? Ningún responsable se aventura a dar plazos ni fechas, pese a que los proyectos urbanísticos están definidos. Además del jardín de las esculturas, está previsto abrir la calle que separa el edificio del museo del de La Beneficencia para unir el barrio del Carmen con la ronda interior, una de las demandas históricas de los vecinos. Lo deseable, admiten las partes implicadas, es que a final de año se hayan resuelto los escollos administrativos, mientras tanto el festival Intramurs tiene previsto volver a utilizar el solar del IVAM para sus actividades previstas para el próximo octubre.

¿Cómo será el jardín de las esculturas? Acogerá una decena de esculturas de la colección del IVAM de artistas como Markus Lüpertz, Tony Smith, Pablo Palazuelo, o los valencianos Miquel Navarro, Andreu Alfaro, o Vicente Ortí, entre otros. Se instalarían además bancos y maceteros con árboles y plantas, se convierta en un lugar de convivencia para los vecinos y abierto al barrio. La intención es que pueda servir además como un área del museo al aire libre en la que poder realizar actividades didácticas para niños vinculadas al arte moderno y contemporáneo.

Desayunos, performances y collages

La dirección del IVAM empezó a trabajar en soluciones para el solar trasero desde noviembre de 2014, fecha en la que empezó a reunirse con representantes de Amics del Carme, Desayuno con Viandantes, Solar Corona, Intramurs, AJAVA, EASD, UV, UPV, Col·lectiu Mares i Pares de Ciutat Vella, AMPA de los colegios Cervantes y Santa Teresa, IES Barri del Carme, Falla Mossen Sorell-Corona, Falla Ripalda-Beneficencia-San Ramón y Associació d'Estudis Fallers.

En febrero de 2015 organizó conjuntamente con el colectivo Desayuno con Viandantes un acto de apertura simbólica del solar que contó con la asistencia de más de 600 personas. Fue una acción, según el IVAM, para visibilizar que el deseo de conseguir un museo abierto a la ciudadanía y en estrecha relación con el barrio.

La pinacoteca también prestó el terreno para el festival Intramurs en octubre de 2015. En aquel entonces se celebró un collage cuyo hilo conductor fue la expropiación de los edificios que dieron lugar al solar abandonado y un desfile de modelos dibujadas en aerosol a cargo de Isabel Messeguer.

El jardín de las esculturas no es el único proyecto vinculado con el museo valenciano que cuesta sacarlo adelante. Cultura ya tiene redactado el borrador de la nueva ley del IVAM, que determinará la estructura orgánica y el funcionamiento del centro, según los criterios éticos recogidos en el Código de Buenas Prácticas. Tampoco se manejan plazos en la aprobación de la normativa.

Para configurar la nueva ley del IVAM se ha hecho un estudio exhaustivo de las normativas que regulan los museos más avanzados y se han introducido las novedades más destacadas de estas legislaciones.

A partir de la aprobación de esta ley, el IVAM «aumentaría de manera muy importante su autonomía, siempre evaluada de manera continua por unos órganos en que estarán representados los colectivos culturales y creativos valencianos», según Cultura.

Con la aplicación de los nuevos criterios, los cargos políticos perderán peso en favor de la sociedad civil y los expertos, puesto que sólo podrán constituir un tercio de los órganos representativos. La principal consecuencia de la nueva regulación será, según las mismas fuentes, la despolitización del museo y la introducción de criterios de eficacia y transparencia.

Subsede del museo

También está prevista que durante la próxima legislatura el IVAM se extienda por la Comunitat. En la hora de ruta de la Conselleria de Cultura figura que el IVAM inaugure subsede fuera de Valencia en esta legislatura. En dos años sería viable extender la programación de la pinacoteca valenciana al resto de provincias. El proyecto está en fase embrionaria pero tanto Cultura como el IVAM están trabajando en ello.

Para la descentralización del IVAM figuran numerosas opciones sobre la mesa, pero aún no se ha concretado ninguna. Se trata de buscar edificios idóneos y estratégicos. Localizar un inmueble que se ajuste a las necesidades de conservación y seguridad de las obras de arte es requisito innegociable.

El director del IVAM, José Miguel G. Cortés, está implicado en el proyecto y ve factible incluso que se abran dos nuevos espacios, uno en Castellón y otro en Alicante. Así lo confirmó a este periódico, a la vez que apostó por trasladar hasta allí parte de la colección permanente que no se puede exhibir ni contemplar en el museo de Valencia.

 

Fotos

Vídeos