Tres mil camas menos y plazas de médicos sin cubrir marcan el verano en los hospitales

Tres mil camas menos y plazas de médicos sin cubrir marcan el verano en los hospitales
DAMIÁN TORRES

Los facultativos temen que a partir del día 15 se agrave una situación que ya ha dejado a pacientes en espera de plaza para ingresar en el Clínico

LAURA GARCÉS VALENCIA.

Los hospitales de la Comunitat Valenciana se enfrentan a la demanda asistencial del verano con 3.000 camas menos y con puestos de médicos sin cubrir en su totalidad ante la falta de facultativos durante el periodo de vacaciones. Es el retrato que se descubre tras las denuncias que llegan a través de los representantes del los sindicatos Satse y Cesm.

La situación ya ha desencadenado problemas en centros sanitarios como el Clínico de Valencia. En las instalaciones sanitarias de la avenida Blasco Ibáñez, días atrás el sindicato UGT denunció la presencia de pacientes en espera de plaza para poder ingresar, así como la presencia de la sala de preingreso ocupada en su totalidad. Este martes el secretario general del sindicato médico Cesm, Andrés Cánovas, apuntó la posibilidad de que la situación se pueda complicar a partir del día 15 con la llegada de visitantes a la Comunitat, pues consideró que «no estamos preparados para la avalancha de turistas».

Cánovas insistió en que las «plazas de refuerzo no se han cubierto al cien por cien» y no sólo se refirió a la necesidad de facultativos, también la de técnicos en cuidados auxiliares de enfermería. No es la primera vez que el secretario general de Cesm denuncia la escasez de profesionales. A finales de junio advirtió de la falta de facultativos en las unidades de Urgencias de hospitales como La Fe o el Doctor Peset.

El sindicato Satse ve «un nuevo obstáculo» en el cierre de centros de salud por la tarde

El cierre de camas a lo largo del verano, una medida que se repite año tras año, se traducirá esta temporada «en 3.000 plazas menos». Este es el dato que este martes hizo público el sindicato Satse, formación que también denunció la disminución del número de profesionales, así como de servicios. La formación sindical en un comunicado, aseguró que el cierre de camas y el descenso de profesionales suponen un «notable deterioro» en la atención que se presta a los ciudadanos.

Satse criticó que se aproveche el verano «para ahorrarse dinero a costa de la atención a los ciudadanos». A juicio de la formación sindical el cierre de camas conlleva un aumento de las «listas de espera médicas y quirúrgicas; la paralización de pruebas diagnósticas; las altas de forma precipitada, y el amontonamiento de pacientes en los servicios de Urgencias». Lamentaron que se cuelgue el cartel de «cerrado por vacaciones» en hospitales y centros de salud durante tres meses mientras los ciudadanos siguen necesitando sus servicios».

Atención primaria

La denuncia de Satse, que ha revisado la situación de todas las Comunidades Autónomas, también se detiene en la atención primaria para constatar que en esta instancia de la asistencia sanitaria «un alto porcentaje de centros de salud cierran sus puertas por las tardes en verano, lo que supone un nuevo obstáculo».

Sobre la situación de los centros de salud se pronunció Fernando García, representante del sindicato Csif en el departamento Arnau de Vilanova-Llíria. Aseguró que los municipios que se enmarcan en el área «cuadruplican la población en verano» y esa circunstancia se refleja en atención primaria.

La incidencia del aumento de población en los ambulatorios se traduce a juicio de García en «mayor presión en los centros de salud y los puntos de atención continuada». La Conselleria de Sanidad recordó ayer que el porcentaje de camas hospitalarias activas en julio es del 90,75%, en agosto será del 86,02% y en septiembre del 90,81%. Además, contemplan cerca de 3.000 contrataciones que corresponden a personal de enfermería para sustituir a profesionales de vacaciones y otras 139 enfermeras para refuerzo en primaria en las zonas de más afluencia turística.

El departamento autonómico apuntó también que el plan de sustituciones de personal está dotado de 53,5 millones. El programa de refuerzos, estará dotado con 3.866.703 euros y contempla la contratación de 416 profesionales de primaria.

Más

Fotos

Vídeos