Puig, Oltra, Dalmau, Ribó, Sandra Gómez, Marzà...

El acto institucional que marca el inicio de las clases en la educación no universitaria no fue como en años anteriores ante la cantidad de políticos que quisieron acudir, sin duda atraídos por el escenario: el nuevo colegio 103, largamente esperado por la comunidad educativa. De hecho, estuvo presente la cúpula del Consell, pues Ximo Puig acudió acompañado por los vicepresidentes Rubén Martínez Dalmau y Mónica Oltra, mientras que el alcalde Joan Ribó tuvo a su lado a la vicealcaldesa Sandra Gómez. Tampoco faltaron el conseller de Educación, Vicent Marzà, ni el secretario autonómico, Miguel Soler, así como algunos directores generales del departamento o el director territorial de Valencia, Santiago Estañán. En este caso, la presencia de altos cargos de la conselleria es habitual en actos de inicio de curso. El año pasado, que se organizó en Paiporta, sólo acudieron Marzà y Soler además de Mónica Oltra. Durante la visita los políticos hablaron con algunos alumnos, visitaron aulas que antes no existían (como la de música o el gimnasio) y departieron con el equipo directivo o las responsables del Ampa, que trabajaron en los días previos en la mudanza y la decoración de la inauguración, donde destacó el color rosa que ha dominado todas las reivindicaciones del centro para acabar con los barracones.